saman-tn

El resultado de las elecciones parlamentarias de 2010, en las que hubo un marcado retroceso electoral con respecto al referéndum para la enmienda constitucional de 2009, provocó en aquel momento un gran debate en las bases chavistas, con el fin de comprender las causas de lo ocurrido. Durante dicha discusión, Eduardo Samán planteó públicamente la necesidad de construir una Corriente Radical dentro del movimiento bolivariano, y particularmente dentro del Psuv, a fin de organizar a la vanguardia revolucionaria y a los sectores más avanzados del chavismo y del movimiento obrero, frente a la burocracia reformista que por aquel entonces comenzaba ya a evidenciar su peligroso papel de freno ante la voluntad de profundizar y completar la revolución socialista por parte de las masas trabajadoras y de su vanguardia. Hoy, 7 años despúes, en medio de la crucial batalla política para el futuro de la izquierda, que se librará en Caracas con las elecciones a la alcaldía de la ciudad el próximo 10 de diciembre, dicho debate cobra total vigencia, por lo cual consideramos necesario volver a publicar la entrevista que en aquel momento hiciéramos al camarada Eduardo Samán.  

A pocos días de las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre comenzó un debate sobre las causas de la pérdida de 1 millón de votos revolucionarios y las lecciones que se debían sacar para fortalecer el PSUV. Una de las voces que se hicieron oír era la de Eduardo Samán, quien concedió una entrevista a Lucha de Clases, la sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional.

Dicha entrevista fue divulgada en muchos medios de comunicación y despertó un debate sobre los problemas que enfrentan la revolución en estos momentos. Una de las propuestas de Samán era la creación de una "Corriente Radical" en el seno del PSUV, una idea que marca el inicio de una discusión crítica entre los revolucionarios. Ahora Eduardo Samán habla de nuevo con este medio revolucionario para poder profundizar sobre el tema de la corriente y aclarar algunos conceptos y dudas que han surgido al calor de los acontecimientos.


LC: Hay gente por allí que han dicho que usted ha pasado a las filas de la oposición...¿Esto es cierto?

ES: No, para nada. Es una matriz que se ha generado por parte de gente que tiene miedo a las posturas que yo planteo. Dicen que "Samán ha brincado la talanquera". Esto es mentira. He sido revolucionario prácticamente toda mi vida y sigo en esta lucha por el socialismo, al lado del camarada presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

En realidad, los que difunden semejantes calumnias, tienen miedo a que la corriente radical que yo estoy proponiendo agarre fuerza en el PSUV. Temen nuestras ideas políticas, esto es todo.


LC: Desde la publicación de nuestra última entrevista con usted, ha pasado un mes. ¿Cual ha sido la respuesta en las bases del PSUV?

ES: Fue impresionante la cantidad de comentarios positivos. He recibido muchas llamadas telefónicas. Muchos mensajes de textos, correos electrónicos, mensajes en Twitter, Facebook, escritos en Aporrea, etc. La gran mayoria felicitandome por la entrevista y por el planteamiento de la Corriente.

Se nota que hay una efervescencia en el partido. La creación de una corriente radical estaba en la imaginación colectiva de muchísimos camaradas pero no había salido a la luz pública, por así decirlo. De inmediato se identificaron con la idea, pues es una necesidad inherente en la propia situación por la cual está atrevesando la revolución.

En primer lugar son grupos de trabajadores, grupos de estudiantes, grupos de artistas en el sector cultural, grupos de militantes de base del PSUV. Todos son revolucionarios, luchadores de este proceso, pero que están preocupados por la burocratización y quieren luchar contra la quinta columna, a quien responsabilizan de los tropiezos a los que nos hemos enfrentado.

saman2

También he recibido muchas invitaciones a foros y a reuniones de estos colectivos para debatir esta propuesta y fortalecerla sumando sus propios aportes. Puedo destacar el gran foro que se hizo en el Celarg en Caracas y el foro en Catia, en Valencia, entre otros.

En realidad, yo no soy nada más que un vocero o si quieres un interlocutor, de un sentimiento generalizado en el partido. He tenido contacto con gente en todo el país que han confirmado la certeza de mi propuesta. Hay grupos de pesuvistas de base en Lara, Falcón, Táchira, Anzoátegui, Caracas, Miranda, Aragua, entre otros, que han manifestado su apoyo.

Lejos de dividir el partido, la propuesta de la corriente está unificando el partido, en el sentido de que podemos atajar a los militantes que están tan preocupados, o incluso descontentos, que podrían caer en la desmoralización y abandonar la política de una vez por todas. Podemos evitar una erosión del partido.


LC: ¿Qué es la "Corriente Radical"? ¿Cuales son sus principios y su objetivo?

ES: Todavía estamos en pleno debate y yo no puedo decidirlo, pero mi visión propia es que la Corriente sea una Corriente Radical Socialista. Agrego "Socialista" pues es importante señalar por una parte, que somos parte del PSUV, el partido socialista – y por otra parte que no tenemos nada que ver con la Causa R.

Que nuestra corriente sea "radical" no quiere decir que sea "extremista". Nosotros no estamos a favor del extremismo, ni del fundamentalismo, ni nada por el estilo. Sencillamente estamos preoccupados por el destino de la revolución y queremos impedir el avance de la derecha.

Nuestros principios son los principios del PSUV, inscritos en el programa y los estatutos acordados por los congresos del partido y la filosofia marxista. Lo que hay que hacer es defender y recuperar la verdadera esencia de estos principios y de la revolución bolivariana: la lucha contra la explotación capitalista. En realidad la Corriente va a servir para impedir desviaciones de este objetivo.

Estamos contra la corrupción y la burocratización, por supuesto, pero esto no es todo el problema. El problema es que no hay definiciones socialistas. Tenemos que retomar la bandera de las definiciones socialistas, es que decir que se tomen medidas para mejorar la vida del pueblo, y contra el dominio de los banqueros, los capitalistas y los estafadores.

No sólo estamos luchando por la eficiencia. Estamos luchando por un modelo socialista, completamente distinto al modelo capitalista. Hay que quitarles las cadenas de explotación a las cuales están sometidos los inquilinos, los trabajadores y los campesinos.

Esto es importante destacar, pues en el pasado querian hacernos pensar que la corrupción era el único problema. Durante la IV República decían eso; si solo desaparece la corrupción, el capitalismo es un sistema perfecto. Pero no es así.

Lo que necesitamos son definiciones socialistas que apuntan a soluciones más allá del capitalismo. Por ejemplo, cuando nacionalizamos o construyamos algo, debe emprenderse bajo una esquema socialista. No vamos a sembrar las semillas para beneficiar a compañías como Montsanto y DuPont.

Queremos cambiar los medios de producción para que sirvan al pueblo, para que sean de propiedad colectiva y con objetivos colectivos. Bajo el modelo socialista, no se trata de hacer negocios para lucrar a uno o más individuos, sino de producir para satisfacer las necesidades básicas del pueblo. 


LC: Un tema muy debatido en nuestro país, en el contexto de las expropiaciones, es el de la propiedad privada. ¿Podría comentarnos qué opina al respeto?

 

saman3

ES: Sí, éste es un tema vital para la revolución y hay que discutirlo a fondo. La derecha venezolana ha salido diciendo que el gobierno va contra el derecho a la propiedad y que vamos para el comunismo, etc. Todo esto lo hacen para asustar a la gente, para generar miedo e incertidumbre. La derecha grita: "Cuidado, van por todo" y el pequeño comerciante piensa que va a perder su negocio. La gente piensa que va a perder su carro, su nevera, la cocina, etc.

Sin embargo, como lo explicó muy claramente el amigo Alan Woods en un documento reciente, no se trata de expropiar a los pequeños comerciantes, ni la pequeña propiedad. No estamos en contra el derecho a la propiedad individual, estamos contra el derecho a la propiedad privada de los grandes medios de producción y de distribucción, que es algo bien distinto.

Lo que queremos abolir es un sistema dónde algunos pueden enriquecerse con la explotación del trabajo ajeno. Pueden acumular riqueza a costa del sudor de los trabajadores, que nunca ven la plusvalía que generan.

Bajo el capitalismo tenemos además la paradoja de que mientras los que trabajan en fábricas están allá ocho, diez o incluso doce horas, siendo cada vez más presionados por el patrono, tenemos miles de desempleados que están en plena disposición para trabajar, pero el capitalismo los condena a estar sin trabajo.

Fíjese, en realidad, no es necesario trabajar tanto. Con la tecnologia actual se podría reducir la jornada de trabajo significativamente. La gente podría dedicarse al deporte, a la cultura, a la familia. Pero los capitalistas quieren presionar a los trabajadores a trabajar más para sacar plusvalía. Ésta es la explotación y a esto queremos ponerle fin.


LC: ¿Como se va a conformar esta Corriente?

ES: Bueno, la idea que yo manejo, y reitero, es una propuesta, es que hayan tres fases en la conformación de la Corriente. La primera es la que yo llamaría "la agitación" o "la euforia de la propuesta". Es una fase dónde el planteamiento genera debate, dónde se hacen foros, reuniones, asambleas, etc., para discutir y afinar la propuesta.

Este debate va a generar aportes por escrito. Estos documentos serán planteados por grupos, colectivos o indivíduos y luego debemos unificar las propuestas. Allí entraríamos en la segunda fase, lo que yo llamaría "forjar la direccionalidad de la corriente". Los documentos reflejan las reflexiones de los pesuvistas, hacen un balance de lo sucedido y apuntan hacia dónde va la revolución bolivariana. Esto es lo que va a ser el fundamento de la corriente.

La tercera fase es la fase de "la organización" que significa reunir a los militantes de base en asambleas en cada municipio, luego en cada estado y culminando a nivel nacional para decidir sobre la fundación de la corriente.

Todo esto podría ir encaminado a las elecciones internas para las instancias regionales y nacionales de dirrección en el PSUV, que según los estatutos es el próximo evento que va a ver en el partido. Al parecer están pautadas para el primer trimestre del año 2011. La Corriente Radical Socialista debe participar en este proceso, siendo una referencia para los pesuvistas que quieren vencer a las maquinarias y vencer a las quintas columnas.

 

Fuente: Lucha de Clases - http://www.luchadeclases.org.ve/