CPNEl jueves 20 de febrero unos cincuenta personas se concentraron frente a la embajada de Venezuela en Copenhague, Dinamaraca para mostrar su solidaridad con la revolución bolivariana y el presidente Nicolás Maduro frente a la nueva oleada de ataques fascistas.

La manifestación fue convocada por la campaña Manos Fuera de Venezuela con el apoyo de Kommunistisk Parti, El grupo Salvador Allende y otros partidos de izquierdas. Entre los presentes estaba además Christian Juhl, miembro del parlamento danés y portavoz sobre asuntos internacionales del Partido “Lista de unidad – alianza-rojo-verde”.

Uno de los oradores, Jørgen Petersen del Partido Communista constató que los periódicos en Dinamarca llevan “una campaña sin precedentes contra la revolución bolivariana”. Exigió que los periódicos documentasen sus alegatos con pruebas antes de ponerlos por escrito.

Ulrik Kohl, miembro del consejo municipal de Copenhague, habló en nombre de la Lista de Unidad y leyó una moción de solidaridad aprobada por parte de European Left Party, una asociasión de partidos de izquierdas a nivel europeo.

Marcelo Llorente, miembro del Foro Internacional, denunció que se está aplicando en Venezuela el mismo plan desestabilizadora que se usó en su momento en Chile en 1972-73. “Es el mismo sabotaje económico, el apacaramiento de productos básicos”.

Jeppe Krommes-Ravnsmed habló en nombre de la Campaña Manos Fuera de Venezuela y dejó claro que la lucha actual en Venezuela “forma parte de la lucha de clases a nivel internacional y es nuestro deber fundamental defender la revolución contra las amenazas golpistas”

Al final de la manifestación se entregó una declaración conjunta, rechazando contundentamente el intento de golpe de estado y la intervención imperialista en Venezuela. Dicha resolución fue recibido por Roger Corbacho, charge d’affairs de la embajada venezolana en Copenhague.

Corbacho agradeció a todos los presentes por su solidaridad e indicó que “Con 19 elecciones democráticas en Venezuela desde la toma de la presidencia por parte de Chávez en 1998, no se justifica que la derecha use violencia para llegar al poder”.

Los asistentes acordaron seguir la lucha contra la manipulación mediática en los medios de comunicación y por la defensa de la revolución bolivariana.

Declaración: Solidaridad con la Revolución Bolivariana – No a la Violencia Fascista

En los grandes medios de comunicación los recientes protestas en Venezuela han sido retratados como una rebelión estudiantil justificada contra un régimen dictatorial. Nada podría estar más lejos de la verdad. Los disturbios promovido por el extremo derechista Leopoldo López no es otra cosa que un ataque violento contra la revolución de Venezuela.

El pueblo venezolano ha mostrado una tras otra vez su apoyo a la revolución y al presidente Nicolás Maduro. En las últimas elecciones municipales el 8 de diciembre de 2013, los partidos revolucionarios recibieron más de 54% de los votos.

Incapaces de ganar elecciones democráticas, la derecha venezolana ha recurrido a la violencia. Cuatro personas ha muerto y decenas heridos, edificios públicos han sido destruidos. El objetivo es la destabilización del país y la formentación de un ambiente caótico que permiritiría un nuevo golpe de estado. Las declaraciones de los Estados Unidos sobre ”preocupación por la democracia en Venezuela” no son nada más que una cortina de humo para ocultar la intentona golpista de la derecha.

FIRMAN:Campaña Manos Fuera de Venezuela (Hands Off Venezuela) – Capítulo DinamarcaKommunistisk PartiDKP - Danmarks Kommunistiske PartiKPiD - Kommunistisk Parti i DanmarkGrupo Salvador AllendeInternationalt Forums Américagruppe

GALERÍA DE FOTOS 

https://www.facebook.com/niklas.z.jespersen/media_set?set=a.10152175047922052.1073741834.594847051&type=1