ugmHoy, Lunes 27 de Mayo, le presentamos a nuestros apreciados lectores, la primera entrega de nuestra columna interdiaria de anàlisis polìtico y crìtica revolucionaria, desde la perspectiva del socialismo cientìfico, "Lucha de Clases".

Lucha de Clases nº 1: La salida de RNV de Vladimir Acosta y Un Grano de Maíz, ¿Casualidad u obra de los reformistas enquistados dentro de la revoluciòn?   

 

Lucha de Clases nº 1

La salida de RNV de Vladimir Acosta y Un Grano de Maíz, ¿Casualidad u obra de los reformistas enquistados dentro de la revoluciòn?  

Parte I

La Revolución Bolivariana se encuentra actualmente en una dura y difícil encrucijada. O continuar el legado del comandante Chávez, profundizando los cambios y conquistas alcanzados, radicalizando la revolución y expropiando a las clases dominantes para establecer una economía planificada democráticamente bajo control de la clase obrera, hasta lograr la irreversibilidad de la Revolución Bolivariana, o retroceder y desviar el camino hacia la conciliación de clases, lo cual puede conducirnos fácilmente a una trágica derrota futura. Entre esas dos posibilidades se bate actualmente el proceso revolucionario bolivariano, sobre todo después de la desaparición física del gigante, del coloso revolucionario, nuestro querido presidente Hugo Chávez.

Ante tal desafío, que convoca de manera urgente a una gran batalla de ideas, en el seno del propio movimiento revolucionario, desde la Corriente Marxista del PSUV “Lucha de Clases”, hemos querido crear un espacio permanente para la crítica y autocrítica revolucionaria, desde la perspectiva del socialismo científico, a través de la columna interdiaria que hemos bautizado con el mismo nombre de “Lucha de Clases”, la cual será publicada todos los días Lunes, Miércoles y Viernes, en nuestra web www.luchadeclases.org.ve. Asimismo, algunas de las ediciones de la columna serán también publicadas en nuestra prensa impresa mensual.

Con la creación de la columna interdiaria “Lucha de Clases”, queremos dar un aporte a la discusión y al debate necesarios, por la construcción de un programa de lucha para la clase trabajadora y el pueblo oprimido, basado en las ideas del socialismo científico, que nos permita conducir a la revolución a una victoria definitiva sobre las fuerzas de la contrarrevolución. Por lo tanto, con esta columna buscamos contribuir al enriquecimiento del debate político en el marco de la defensa intransigente del proceso revolucionario, ante los feroces ataques del imperialismo y la burguesía parásita nacional, pero también, desde la postura firme de que es necesario dar una fuerte lucha contra el más peligroso enemigo que actualmente posee la Revolución Bolivariana, la 5ta columna infiltrada dentro de nuestro movimiento revolucionario, que no es otra cosa que los agentes de la burguesía y el imperialismo dentro de las distintas organizaciones que constituyen el movimiento revolucionario bolivariano.          

Este primer número de la columna interdiaria “Lucha de Clases”, estará dedicado a la reciente salida de los camaradas Vladimir Acosta y Toby Valderrama del canal informativo de la Radio Nacional de Venezuela:

La semana pasada, las y los militantes de base, pudimos observar cómo fueron cambiados los horarios de los programas radiales de RNV, "De Primera Mano", conducido por el camarada Vladimir Acosta, y "Consciencia del Sur", conducido por el camarada Toby Valderrama, quien también edita la famosa columna diaria "Un Grano de Maíz". Tal cambio de horario se produjo sin realizar algún tipo de consulta a los conductores, ni tampoco, sin consultar a ningún sector de la enorme audiencia que diariamente escucha los mencionados programas.

Estos cambios de horario, realizados de manera unilateral, evidentemente afectan de manera muy negativa la realización de dichos programas, ya que durante diez años continuos, una nutrida audiencia venía siguiendo los programas día a día en sus respectivos horarios, y al cambiar de un momento a otro los horarios de los programas, obviamente ello implicará una caída considerable del tamaño de la audiencia, que acostumbraba a escucharlos en sus horarios tradicionales.

De hecho, en el ámbito de la radiodifusión, es bien conocido que realizar cambios de horario de ése tipo, a programas que vienen realizándose durante un tiempo tan extenso como lo son 10 años, es una forma de cierre indirecto de dicho programa, tal y como calificó a esta acción el camarada Toby Valderrama en la edición del día 23 de Mayo del corriente, de su columna diaria Un Grano de Maíz, titulada "El asesinato del grano". Textualmente el camarada Toby escribió: "Nos cambiaron de horario, esto en el ambiente radial es un despido indirecto. El horario, la sintonía de un programa, forma parte de su patrimonio espiritual, labrado a través de años de constancia, de trabajo amoroso, tocarlo es una puñalada en la espalda, no se debe hacer sino por causas extraordinarias."

En primer lugar, es importante decir que los programas mencionados, tenían una característica particular, que los diferenciaba de la gran mayoría del resto de los programas radiales de las radiodifusoras del estado. Dichos programas, eran una voz crítica en la revolución, y sus conductores, sin dejar nunca de defender al proceso revolucionario de manera intransigente, frente a los permanentes ataques de la burguesía y del imperialismo, a la misma vez hacían criticas sinceras, francas, e incluso agudas, cuando ello fuera necesario, sobre distintos errores cometidos en el proceso, errores que podían ir desde fallas cometidas por nuestros dirigentes en el accionar político, asi como cambios de rumbo equivocados en materia económica, criticas al burocratismo y la corrupción, aportes sobre la cuestión programática en la revolución, y otras cuestiones de igual importancia para el proceso revolucionario.

Desde ese punto de vista, dichos programas llevaban a cabo una gran tarea para la Revolución Bolivariana, la de realizar una labor tenaz y paciente de educación política de la militancia y de las masas revolucionarias en general, a fin de preparar a nuestra gente, pero no sólo para enfrentar a los enemigos externos, la burguesía y el imperialismo, sino también, para luchar contra el más peligroso de los enemigos que tiene la revolución: La 5ta columna de la burguesía que está infiltrada dentro del movimiento revolucionario bolivariano, y que busca estrangular y derrotar a la revolución desde adentro, por medio del cáncer del reformismo, del burocratismo y del oportunismo.

Es decir, que a diferencia de la gran mayoría de los programas radiales de los medios públicos, y a diferencia de prácticamente la totalidad de los programas televisivos de los canales del estado, estos dos programas, muchas veces (por no decir siempre), fueron una voz incómoda para sectores de nuestra dirigencia que, durante estos 14 años de revolución se han burocratizado y degenerado progresivamente, adoptando posiciones políticas reformistas, asi como también, para esos sectores de la derecha, infiltrados dentro del aparato de estado, dentro del gobierno bolivariano e incluso dentro las organizaciones de masas de la revolución, como el PSUV y la CSBT, que sólo les importa el beneficio y enriquecimiento propio, y que a través de corruptelas y burocratismo matan a nuestra amada revolución desde adentro, poquito a poco, preparando asi tarde o temprano, una derrota de la Revolución Bolivariana.

Aquí planteamos entonces nuestra primera reflexión: ¿Qué justificación o argumento racional, dentro del marco revolucionario, puede existir para que se haya hecho tal cosa, sobre todo cuando día a día se pelea una batalla de ideas cada vez más feroz y aguda entre la burguesía y el pueblo revolucionario?