1Lucha de Clases estuvo en las instalaciones de esta comercializadora de alimentos, ubicada en el ciudad de Puerto Ordaz edo. Bolívar, constatando la deuda pendiente que tenemos con la Revolución Bolivariana de ser eficientes y eficaces en la gestión revolucionaria de las conquistas que hemos obtenidos en estos años de revolución y que irían construyendo los cimientos del estado socialista que nos dejó el comandante Chávez.

La lucha emprendida por los trabajadores y las comunidades de guayana, lograron que el comandante Hugo Chávez, comenzara un proceso de expropiación, según Gaceta Oficial 39.524 del 5 de octubre de

2010, Decreto N° 7.703, mediante el cual se procede a la adquisición forzosa de los bienes inmuebles, muebles, bienes de consumo, depósitos, transporte y demás bienhechurías propiedad del Complejo García Hermanos, S.A. (GAISA), (capitalistas de origen europeos que se beneficiaron de créditos del estado durante el gobierno de CAP), el cual comprende las empresas Frigorífico Ordaz, S.A. (FRIOSA), Inversiones Koma, y Delicateses las Fuentes.

2Hasta los momentos ha sido infructuosa la intención de poner a disposición del pueblo del edo. Bolívar y parte del Sur-Oriente del país una infraestructura de 20 centros de distribución de alimentos en ciudades como San Félix, Puerto Ordaz, Upata, Ciudad Bolívar, que cubría una logística antes de la adquisición forzosa, el 80% del consumo de alimentos para esta region y que para la actualidad abarca solo el 9% de su capacidad.

En esta empresa en transición en la actualidad laboran 1.523 trabajadores, donde la revolución le ha ofrecido estabilidad laboral para ellos y sus familias, quienes siguen con la firme esperanza en servir con el abastecimiento de alimentos al pueblo del oriente del país y siendo hasta nuestros días guardianes de las instalaciones y veedores de los errores que la burocracia que han llevado prácticamente a la quiebra de una empresa, que bien pudiera ser ejemplo de una gestión socialista.

3Esta etapa interminable de transición deja evidenciar la carencia de interés de minimizar el impacto inflacionario que viven los guayaneses con el incremento a diario de los precios de los alimentos. ¿Cómo se explica que 14.000 toneladas de alimentos para el consumo se distribuyeran antes de la intervención, y ahora solo se comercialice 1.100 toneladas?, es una pregunta que hay que hacerle al ministerio de alimentación; así como también las pérdidas no auditadas deben ser explicadas. Tanto la empresa POLAR como otras privadas se confabulan para asfixiar a una empresa que tiene un potencial probado de cubrir la gran necesidad de alimentos en este momento oportuno.

Otro ejemplo del cerco de la POLAR es que antes de la transición despachaba a FRIOSA una góndola de harina PAN (1.300) pacas semanal y en la actualidad despachan solo (30) pacas de harina PAN, pero además es bien conocido tanto por la burocracia como los distribuidores privados de la capacidad instalada de FRIOSA, entre ellas posee la cadena de frío más grande del estado Bolívar. Hay una realidad evidente en Guayana, que el Grupo Santo Tome, Central Madeirense, El Diamante, los comerciantes chinos entre otros capitalista en la distribución y comercialización de alimentos en el estado son la referencia de la especulación y desabastecimiento que genera la inflación por su capacidad de maniobrar con el mayor porcentaje de los alimentos para el abastecimiento del pueblo.

4Se muestra gran debilidad por no contar con infraestructuras que permitan la distribución suficiente de los alimentos en el estado, es por esto que, el pueblo y los trabajadores organizados exhortamos al gobierno nacional, otorgue un finiquito a la transición de FRIOSA al estado para lograr el equilibrio operativo. Para que estas instalaciones sean usadas para mejorar la cantidad y calidad para los usuarios, en el acceso a los alimentos.