Asamblea NacionalBalance y perspectivas de cara a las próximas elecciones parlamentarias

Una mirada retrospectiva de este periodo parlamentario nos permite evaluar la configuración actual de la Asamblea Nacional, la gestión de este periodo y desvelar algunas posibles perspectivas para las próximas elecciones parlamentarias.

A pesar que el resultado electoral de las elecciones parlamentarias del 2010 fue prácticamente una derrota para el PSUV y Aliados, ya que obtuvo el 46,71% de los votos y los sectores contrarios al gobierno bolivariano un 47,82% de los votos si se les sumara a la MUD los votos del PPT (que se oponía al gobierno pero que tampoco se alineo con la oposición) el PSUV cosechó una victoria en número de curules por la división de la oposición y por la composición de las circunscripciones electorales que nos favoreció ya que agrupa las parroquias y/o municipios, de tal manera que donde históricamente hemos ganado se obtuviesen mas diputados nominales que en los bastiones opositores.

Aun así no conquistamos ni siquiera los 3/5 (99 diputados) necesarios para aprobar una Ley Habilitante. Ya que el PSUV y aliados obtuvo 98 diputados, la coalición opositora 65 diputados y el partido Patria Para Todos (PPT), opositor para aquel entonces solo 2 diputados.

El proceso para configurar esa mayoría establecida en el artículo 203 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, nos servirá para evaluar el accionar de ambos bloques parlamentarios y caracterizar la actual correlación de fuerzas en el parlamento.

Aunque la necesidad de solicitar una Ley Habilitante no se iba a manifestar hasta mediados del 2012, cuando caducaran los poderes especiales aprobados en diciembre de 2010 al Cmte. Chávez, el camino para llegar a la mayoría calificada de 3/5 (99 diputados/as) inicia con un traspié para el PSUV, al separarse de las filas del Chavismo la diputada María Mercedes Aranguren, electa por la circunscripción numero 1 del Estado Monagas.

Ante posible paquetazo neoliberal diputado opositor se reencuentra con el proceso bolivariano

En el marco de la campaña electoral por la Presidencia de la República en 2012, signada por el amor infinito que nuestro Cmte. Eterno Hugo Chávez demostró comprometiendo su salud en dicha gesta, el diputado electo con votos de la oposición William Ojeda (que estuvo con el proceso hasta que en 2004 se distancia al no ser escogido para competir por la alcaldía del municipio Sucre del Estado Miranda) se distancia del opositor Capriles Radonski al manifestar: “preocupación frente a la posibilidad de un paquetazo, es decir, un conjunto de medidas de tendencia ortodoxa con aplicación neoliberal en el programa del candidato de la derecha”

Además, al realizar un llamado al debate abierto y amplio es expulsado del partido un Nuevo Tiempo, lo cual hace que el diputado Ojeda llegue a afirmar: “lejos de acogerse nuestra respetuosa llamada al debate, ¿qué respuesta recibimos? Las mayores representaciones de odio, rencor, enfrentamiento, hostilidad, virulencia y de allí que las preocupaciones de nosotros hayan aumentado".

A partir del 6 de septiembre de 2012 Ojeda reconoce el avance logrado en Venezuela gracias a los programas sociales impulsados por el Presidente Chávez, llama a votar por el candidato de la Patria el / de octubre y se reincorpora al proceso bolivariano.

Primero justicia sufre dos bajas por corrupción

Richar MardoSi algo caracteriza al bloque opositor es su demagogia, su cinismo, por ser, llanamente hablando unos “cara´e tabla”, mientras sus principales acusaciones al gobierno son de corrupción, de subordinar los intereses de la Patria al “Castro Comunismo Cubano” y de actuar al margen de la Constitución, son precisamente estos tres aspectos los que han cimentado su debacle al interior de la Asamblea Nacional y ante el  pueblo consciente.

Durante este periodo dos diputados de oposición se han visto implicados en actos de corrupción que los llevaron a perder el cargo, Richard Mardo, que por defraudación tributaria y legitimación de capitales perdió su inmunidad parlamentaria el 30 de julio de 2013 y Juan Carlos Caldera, quien optó por renunciar a su curul el 27 de noviembre de 2014, al ser grabado recibiendo una bolsa de dólares de un particular.  Casualmente dos dirigentes de “Primero Justicia”  perdieron su condición de diputados por corrupción, ellos que son los que más insistentemente acusan al gobierno de corrupción.

Lamentablemente la maldición de la corrupción también salpica a una diputada del PSUV,  recibiendo el mismo ejemplarizante castigo que los diputados de la oposición. Investigaciones del Ministerio Público hacen presumir que la antes citada diputada María Mercedes Aranguren, electa por el PSUV en Monagas, esta implicada con delitos de peculado doloso, legitimación de capitales y asociación para delinquir, al estar envuelta en la constitución de una empresa con el ex gobernador de Monagas José Gregorio Briceño.

El Tribunal Supremo de Justicia decide que existen elementos para abrir una averiguación en su contra el 6 de noviembre de 2013 y la asamblea Nacional decide el 12 del mismo mes allanar la inmunidad parlamentaria de la diputada Aranguren con lo cual el diputado suplente Carlos Flores (del PSUV) asume el cargo como diputado principal.

El retorno de William Ojeda al PSUV y ascenso de Carlos Flores como diputado principal fueron eventos centrales que permitieron la configuración de la mayoría calificada de 3/5 (99 diputados).

María Corina Machado; u Obama come home!

En medio del asedio fascista al proceso bolivariano promovido por Leopoldo López, Antonio Ledezma y María Corina Machado denominada “La Salida”, anunciada el 23 de enero e iniciada el 12 de febrero de 2014, que causó la muerte de 43 personas, cientos de heridos y millones en daños, la diputada Machado, con los acontecimientos en pleno desarrollo logra, mediante su poderío económico e influencia en la Casa Blanca (no olvidarla firmando el decreto de Carmona y mostrándole las rodillas a Bush en el salón oval) que el gobierno Panameño, cachorro del imperialismo yankee, le cediera un puesto como embajadora alterna en una Asamblea Extraordinaria de la OEA para que “denunciara los atropellos a los derechos humanos sufridos por los pacíficos jóvenes estudiantes” y solicitar la activación de la Carta Democrática Interamericana para intervenir militarmente Venezuela.

Esa jugada le salió costosa a la ex-diputada Machado, ya que la sagacidad de Roy Chaderton y la imbecilidad opositora no les permito conquistar ni un minuto de intervención en la Asamblea Extraordinaria, ni un “bombardeo humanitario” contra la revolución, pero si la pérdida de su condición de diputada al violar el articulo 187 numeral 13 de la CRBV y la revelación de su carácter apátrida y de su descarada subordinación absoluta a los intereses del imperialismo yankee.  

Esta situación permitió el ascenso del diputado suplente Ricardo Sánchez a diputado principal,  joven que se pronunció a favor del proceso de recolección de firmas para derogar el decreto de Obama e inclusive alzando la mano en la votación para aprobar una Ley Habilitante antiimperialista.

Aunque sabemos que Ricardo Sánchez no es, ni será un militante del proceso revolucionario a demostrado posturas menos apátridas que la ex – diputada Machado que era una operadora de la Casa Blanca en el Palacio Federal Legislativo.

El golpista que falta por caer

Julio Borges, uno de los más recalcitrantes agentes de la contrarrevolución, que despotrica cotidianamente acusaciones contra el “régimen dictatorial” e “inconstitucional” de Nicolás Maduro está implicado hasta los tuétanos en la última conjura golpista descubierta por el Gobierno, ya que según el oficial Oswaldo Hernández Sánchez, implicado que coopero para obtener beneficios procesales, vincula a Julio Borges como uno de los involucrados en el plan magnicida y responsable de tramitar visas para los militares de la aviación que bombardearían al Presidente para, en caso de fallar el plan huir a Estados Unidos.

Este infame diputado, por ahora, goza de inmunidad parlamentaria, esperemos esta Asamblea Nacional logre, en lo que queda de periodo despojarlo de tal condición y juzgarlo por sus conspiración contra el Gobierno legítimamente electo.

Hemos visto como la oposición convierte una victoria electoral en una catastrófica derrota política, y como de una inicial correlación numérica de 98 a 67 a favor de la bancada del PSUV y aliados, llegamos al 2015 con 100 diputados aprobando una Ley Habilitante antiimperialista contra 65 lacayos del imperio, rechazándola, subestimando la agresión que representa el decreto de Obama, quizás fantaseando con una intervención militar.

Y sentados a la izquierda del hemiciclo…

Podríamos destacar ante nada el nivel de cohesión logrado por la bancada bolivariana este periodo. Hemos visto más bien, pruebas de valentía como la del compañero Abdel Al Zabayar cuando en agosto de 2013 se incorporó a la milicia de resistencia en Siria cuando parecía inminente una intervención militar de Estados Unidos (detenida por la postura asumida por Rusia) hemos sido testigo de la consecuencia clasista de camaradas como Oscar Figueras, que consistentemente apoya a los trabajadores/as organizados en luchas concretas.

No podemos dejar de mencionar al joven diputado Mártir de la revolución, nuestro Robert Serra, vilmente asesinado por el paramilitarismo fascista, por la cara más violenta y desgraciada de la moneda infame de la contrarrevolución.  Nos demostraron de que son capaces, estando nosotros en el poder, pero esto en lugar de amilanarnos, nos fortalece, nos debe alentar parafraseando a Fabricio Ojeda en su carta de renuncia al parlamento: “a recoger su fusil y su bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y saber de nuestro pueblo”

Elecciones primarias: “los demócratas” secuestran sus internas y la “dictadura comunista” consulta a las bases

Primarias PSUVPodríamos afirmar que el proceso de elecciones parlamentarias en Venezuela 2015 comienza, a pesar de que no hay fecha anunciada para las mismas aun, en diciembre 2014, cuando la Asamblea Nacional no logra designar a los rectores del poder electoral ya que la derecha recibe instrucciones de sabotear el proceso para poder cantar fraude llegada la oportunidad, esto obliga al Tribunal Supremo de Justicia a nombrar a los Rectores, tomando como propuesta los candidatos que pasaron las pruebas y baremos construidos en el comité de postulaciones donde hubo participación de diputados de la oposición.

Con ese intento de deslegitimación del árbitro electoral arranca el proceso, pero la mediocridad política de la oposición no la debemos subestimar, ya que apenas meses después de calificar esos nombramientos como ilegales y fraudulentos la oposición solicita “apoyo logístico” del CNE para realizar sus elecciones internas. Primarias donde elegirán apenas 42 candidatos en 38 circunscripciones de las 87 existentes, ya que la mayoría será designado por consenso de las cúpulas partidistas agrupadas en la MUD, y además destaca el hecho de que cada candidato a esas elecciones debe cancelar un monto de 150.000 Bs. para poder inscribirse en las elecciones internas de la MUD.

Esta Mesa de Unidad “Democrática” no permite la elección de sus candidatos por vías electorales, es la demagogia en su máxima expresión, esta misma MUD es la que acusa al gobierno bolivariano de “dictadura castro comunista” pero designa a dedazo (como le encanta decir que hace el gobierno sus actos) a la mayoría de sus candidatos.

El PSUV por su parte convoca a sus simpatizantes a postular sus candidatos/as en Asambleas de UBCH donde además se respeten criterios de género y edad para promover la equidad en la participación de mujeres y jóvenes.

Debemos mencionar la fuerte desmovilización que se vive en el seno del PSUV producto de graves errores consecutivos como el método de selección de delegados al III Congreso (alto porcentaje de candidatos “natos”) designación de la Dirección Nacional por el Presidente del partido, pase a tribunal disciplinario de Héctor Navarro ex- miembro de la directiva por asumir posturas críticas, entre otras.

Desmovilización que, en esta ocasión, el PSUV tratará de disminuir permitiendo que todos/as los/as Venezolanos/as inscriptos/as en el Registro Electoral Permanente puedan votar en sus primarias, además quedan para el Gran Polo Patriótico algunas vacantes de candidatos a postular, en los circuitos donde se eligen más de un diputado/a. 

Aunque sabemos la limitada posibilidad de que sectores críticos conquisten postulaciones al proceso interno, y menos victorias en las primarias, consideramos que la apertura del REP y el nivel de importancia que logremos trasmitir de dicho proceso comicial, debería aumentar la mellada participación en procesos electorales internos previos (tan bajos que en varios no se dieron cifras oficiales).

Si este objetivo de incrementar la participación interna se alcanza, la movilización de cara a las elecciones parlamentarias podría ser favorable para derrotar al latente enemigo, la abstención.

A pesar de la compleja coyuntura política actual, y al día de hoy desconocer la fecha de las elecciones y los nombres de los candidatos/as a las primarias del PSUV, podríamos arriesgarnos a afirmar que es posible un escenario parecido al 2010, es decir de una victoria pírrica de la coalición del PSUV y aliados ante una ya anunciada división de la oposición, ya que hasta la fecha el MAS lanzará candidatos propios, el nuevo partido de Ricardo Sánchez “Alianza para el Cambio” también lo hará, en cambio partidos que tributaron a la contrarrevolución en 2010 con el PPT y PODEMOS volverán a formar parte de la coalición Bolivariana.

Debemos destacar también, que a diferencia del 2010, el PSUV cuenta ahora con las gobernaciones de Zulia, Táchira, Carabobo, Nueva Esparta y Monagas, que deberían impulsar a los/as candidatos/as del PSUV-Aliados. Zulia es vital ya que elige 15 diputados al parlamento y fue el Estado donde nuestra derrota fue más abrumada en 2010 (12 diputados MUD y 3 PSUV). De mantenerse la Unidad entre el PSUV-Aliados y agudizarse la división en la oposición menos difícil nos resultará obtener mayor número de diputados.

Nos resulta más cuesta arriba afirmar que obtener más diputados en la Asamblea Nacional del 2015-2020 sea garantía de la profundización del proceso revolucionario o más bien la consolidación del reformismo. Esta interrogante se desvelará en la medida que conozcamos el programa legislativo que empujen los/as candidatos/as, que intereses han defendido con sus prácticas y la posición que asuman en esta aguda lucha de clases. Sin embargo debemos esforzarnos por obtener una victoria, ya que las elecciones se desarrollarán a pocos meses de la mitad del periodo Presidencial del camarada Maduro, perder estas elecciones alentaría a la oposición a convocar un referéndum revocatorio, escenario que pondría la revolución al borde de su fin.

Es posible luchar contra el reformismo, vivos y en la calle que contra el fascismo perseguidos o asesinados. Recordemos de lo que son capaces,  en Chile la derrota de las elecciones del parlamento en marzo de 1973 fue uno de los elementos que envalentonó al fascismo, por tanto debemos garantizar la Unidad, Lucha, Batalla y Victoria en las próximas elecciones parlamentarias.