Luego de la contundente manifestación que realizaron los trabajadores/as el martes 31 de enero, por la reivindicación de mejores condiciones laborales y para exigir el respeto y la participación en la gestión del proceso social del trabajo, la directiva de la Corporación de Servicios del Gobierno de Distrito Capital, inicia una arremetida contra los participantes en la manifestación, ya que los gerentes han iniciado el proceso de calificación de despido contra aproximandamente 150 trabajadores/as por participar en la Asamblea de Trabajadores/as del día martes 31 de enero, incluyendo a dirigentes sindicales con fuero, evidenciando una práctica antiobrera y anti-sindical. 

El Sindicato Bolivariano de Trabajadoras y Trabajadores que participan en el proceso social del trabajo desde la corporación de servicios del distrito capital exige respeto a la estabilidad laboral de las y los trabajadores y al fuero sindical del que gozan los dirigentes de las organizaciones sindicales.


Exigen además:

¡Condiciones dignas de trabajo!

¡Respeto a la clase trabajadora!

¡Cese al acoso laboral y hostigamiento!

¡Control Obrero para construir el Socialismo!