¿Por qué la dirección del Psuv está tratando de anular la candidatura de Eduardo Samán? Declaración de Lucha de Clases Escrito por: Corriente Marxista Lucha de Clases

El clima político entre las bases del chavismo en la ciudad de Caracas, así como en otras ciudades del país, comienza a calentarse considerablemente. El día lunes 06 de noviembre fue dado a conocerse que Eduardo Samán se postuló para candidato a la Alcaldía de Caracas, apoyado por las tarjetas del MEP y el PPT. Ello, ha generado un revuelo importante entre los sectores de vanguardia del movimiento obrero y popular en la región capital, que están a la búsqueda de una alternativa por la izquierda, ante los candidatos tradicionales y gastados de la dirigencia del Psuv, que evidencian un franco proceso de burocratización y degeneración política.

Sobre la toma del Ministerio del Trabajo el 9 de noviembre: Crónica de una primera victoria proletaria Escrito por: Prensa Lucha de Clases - Caracas

El día jueves 9 de noviembre, un conjunto de organizaciones sindicales clasistas y de organizaciones políticas de izquierda revolucionaria, que vienen articulándose desde protesta Minptrass 1hace un mes en un frente de lucha unitario de la clase obrera en la ciudad de Caracas, efectuaron una contundente protesta en el Ministerio del Trabajo, llegando incluso a trancar durante aproximadamente tres horas los accesos del edificio sede de la institución.

La manifestación tuvo por objeto lograr la toma de medidas efectivas por parte de las autoridades del Ministerio del Trabajo, ante una franca política de ataques contra los derechos de los trabajadores, que desde la burguesía tradicional en el sector privado y la burocracia reformista en el aparato de estado burgués, se viene llevando adelante contra la clase obrera.

Las presiones de clase y las propuestas económicas del reformismo Escrito por: Corriente Marxista del PSUV - Lucha de Clases

El carácter pequeñoburgués de la dirección de la revolución, propio de dirigentes imbuidos por los prejuicios de la ideología capitalista, y acomodados a los privilegios y prebendas del estado burgués, ha facilitado el hecho de que las presiones ejercidas por la oligarquía en favor de sus intereses, encuentren cabida en ciertas decisiones gubernamentales. Si bien el gobierno en los últimos años viene cediendo cada vez más ante las exigencias de las clases dominantes, mediante la flexibilización paulatina de los controles en la economía nacional; también debemos reconocer que éste, hasta ahora, se ha negado a la posibilidad de avanzar de manera abrupta y acelerada hacia el desmonte total de las conquistas alcanzadas por las masas trabajadoras en revolución. Lo anterior nos demuestra que la presión de los desposeídos aún resuena e impacta en el liderazgo reformista bolivariano.

Venezuela: Revolución, reforma y contrarrevolución Escrito por: Deivi Peña

Reforma o Revolución

La revolución Bolivariana ha estado desde sus inicios, desde el proyecto bolivariano del MBR200 antes de la victoria electoral del 99, enmarcada en la disyuntiva entre reforma o revolución. El Chávez de aquella época pretendía que una serie de reformas legales bajo la democracia-burguesa podrían dejar encaminado un proceso de cambios que paulatinamente se iría “enderezado” por sí solo, a imagen y semejanza de las potencias industrializadas. Es decir, en sus inicios, el proyecto de gobierno con una visión limitada a reformas legales, no podía comprender que la política es, como explica Lenin, “economía concentrada”, y que las leyes dentro del marco de la sociedad capitalista tan sólo representan relaciones de poder. Es decir, las leyes por sí mismas no son sino un reflejo de las ideas de la clase dominante, y de las relaciones sociales que imperan en el momento. Por lo que para transformar la sociedad no basta con transformar las leyes, es necesario traspasar los márgenes de la propiedad burguesa sobre la que se asientan.

Como formar parte de la Corriente Marxista Lucha de Clases Escrito por: Corriente Marxista Lucha de Clases

ÚneteLucha de Clases, sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional, es una organización política que se quiere posicionar como la Corriente Marxista del PSUV y de la juventud en las universidades y centros de trabajos, de tal manera que se puedan alimentar de la teoría Marxista y a través de las bases, desde abajo, consolidar una dirección verdaderamente revolucionaria con miras a la construcción del Socialismo Científico en el país, es por esto que estamos conformados en su mayoría por militantes del PSUV y de la JPSUV, aunque no estamos limitados a la participación y colaboración de camaradas de otros partidos y/o organizaciones, mientras asuman el compromiso de formarse continuamente bajo las ideas del Marxismo.

Comunicación en su sentido más amplio

Da vueltas y vueltas, en la cabeza de muchos, la necesidad imperiosa de profundizar, actualizados, mil debates, programas y acciones sobre la propiedad privada de las herramientas para la producción de la Comunicación (Cámaras, micrófonos, televisoras, imprentas, teléfonos, ferrocarriles, aviones, barcos…); las "concesiones" inconsultas otorgadas por los gobiernos; la dependencia tecnológica de los medios de realización y transmisión… y los horrores éticos y estéticos de la alienación en los formatos ideológicos que modelan la "recepción", "apreciación" y "consumo" del discurso hegemónico. Urge que pongamos bajo debate revolucionario organizado, y en acción, qué hacemos con los medios y modos para comunicarnos con brújula hacia el Socialismo… debate y lucha urgentes en el escenario de una guerra asimétrica donde unos cuantos apuntan sus armas de guerra ideológica burguesa contra una población virtualmente inerme.

En su madurez actual tal debate no tolera ya la idea de que alguien, de un modo u otro, se beneficie individualmente con los recursos y riquezas que pertenecen a los pueblos, incluyendo el espacio aéreo y la red radioeléctrica, que son recursos tan vitales como el agua, como la tierra, como las minas… en su estado actual el debate colectivo más avanzado hacia el Socialismo se opone a la dilapidación, al dispendio, a la irresponsabilidad y a la agresión permanente que algunos usufructuarios del espacio radioeléctrico perpetran diariamente en contra de la población. En su estado actual el debate interroga a fondo la propiedad privada, (toda), interroga a fondo su uso y abuso, interroga los lastres y los vicios, interroga al Socialismo mismo, interroga al futuro y nos anima a organizarnos y acordar programas mundiales bajo control obrero y campesino con ayuda de los mejores "profesionales" solidarios obligados. Nadie queda afuera. Urge acelerar.

El capitalismo no es sólo un sistema de producción de mercancías, es además un sistema que produce cultura, valores éticos, morales y estéticos ideados para consolidar, defender y reproducir las condiciones materiales de existencia burguesa, la propiedad privada de los medios de producción y la explotación de la fuerza de trabajo de la clase obrera.

Nuestro debate crucial es, además del debate por la terminación definitiva del régimen de propiedad privada de los "mass media"…un debate por la creatividad Socialista en materia de producción informativa y comunicacional. Por ejemplo, ¿qué ponemos en lugar de CNN? ¿Haremos telenovelas Socialistas? ¿Radionovelas? ¿Cómics?... ¿Imitamos los formatos burgueses… los aprovechamos y, a partir de ellos, estudiamos abiertamente la manera de mejorarlos y superarlos? ¿Inventamos formatos, otros muy distintos, "entretenimiento" nuevo, programas de entrevistas distintos, programas de concursos, mesas redondas diferentes… mejores? ¿Qué hacemos: encuestas, referéndum, elecciones… para definir temas, formas, coberturas, duración, extensión nuevos, todos convincentes y vencedores?

Discutamos exhaustivamente en contra de la herencia ideológica burguesa, lo aburrido, lo repetitivo, el "mal gusto", la mediocridad, los vicios y las taras de todo lo que producen los medios privados y públicos… pero discutámoslo de manera distinta, esta vez sin la influencia de los valores burgueses, es decir sin sus parámetros, lo que ellos dicen que es "aburrido", "vulgar", "mediocre"… discutamos cada tema en público, en asambleas, congresos, sobremesas… discutamos la Comunicación que queremos en un debate mundial y abierto, sin miedos y sin censuras, sin vigilancias y sin interpretes. Discutamos la Comunicación como se discuten los bienes patrimoniales de los pueblos, es decir, sin propiedad privada y con un proyecto de producción justo y Socialista. Planificado. Esto no es una tarea para sectas ni para "burócratas". Ya nos fue muy mal con ellos.

Nuestro debate es contra los prejuicios de los "doctos" y los vicios del "empirocriticismo". Se trata de una lucha que debe poner bajo análisis y desnudar los gustos del patrón y nuestros gustos, ver bien las diferencias y consecuencias. Saber cuáles son y por qué son. Es preciso discutir la alienación, sus alcances, sus costos. Es preciso dirimir hasta dónde lo que los medios burgueses imponen se ha vuelto discurso único para quienes lo "consumen" y hasta dónde la alienación que padecemos no nos permite imaginar una Comunicación distinta… colectiva, nuestra. Una Comunicación que por ser nuestra no sea miserable, despreciable ni ignorable. Una Comunicación que siendo nuestra lo sea porque nos expresa y nos identifica, nos da identidad en plena lucha de clases y en plena transición hacia el Socialismo. Una Comunicación que por ser nuestra no nos sea extraña, que nos diga lo necesario, nos estimule y fortalezca, una Comunicación que nos saque de la pasividad y nos ponga en la actividad Socialista por excelencia que es comunicar entre iguales, Comunicación… poner en común.

Nuestro debate es contra todo enemigo de clase y su ideología alienante mass media y contra lo que de ella se nos ha inoculado… debate contra las maneras en que producen el discurso dominante, debate contra sus formas de comercio y distribución de mercancías mass media. Debate contra la propiedad privada de las herramientas en producción fabril y comunicacional. Debate contra todas esas actividades del engranaje ideológico capitalista. Eso debemos debatirlo y combatirlo mientras creamos las propuestas nuevas de verdad porque nuestro debate también es contra todo aquello que nos impida imaginar y producir una Revolución comunicante tan suficientemente profunda y ancha que no deje lugar a los remanentes o resabios asentados, hasta en los resquicios más in-imaginados, de la conciencia golpeada, incesantemente, por el capitalismo y sus discursos narcotizantes.

Ese debate debe ayudarse con un programa Socialista de transición para la transformación comunicacional nacido desde las bases organizadas de los pueblos, sus trabajadores, obreros y campesinos. En su estado actual el debate rechaza todo quietismo sobre las ideas y todo autoritarismo de las formas. El debate contiene fuerza capaz de impulsar una Revolución Socialista de la Comunicación desde sus raíces más hondas. Eso es magnífico, pero insuficiente. Sin un programa político de acción directa hacia la Comunicación Revolucionaria para modificar radicalmente el paisaje de barbarie y miseria actual, es decir programa para ganar las herramientas de producción comunicativa bajo control de los trabajadores y las comunidades hacia el socialismo, cualquier discurso es simplemente más de lo mismo. Demagogia, reformismo, burocracia o sectarismo. De nada sirve, incluso, la "soberanía" sobre las herramientas de producción sin un plan, (ideas, acuerdos, metodología… praxis) de comunicación hacia el Socialismo impulsado, por ejemplo, desde las Asambleas Populares, los sindicatos, los Consejos Comunales, las fábricas recuperadas, las tierras rescatadas…
Revolución Socialista de la Comunicación impulsada por el "empoderamiento" del pueblo. Poder económico, poder de ideas, poder creativo… poder Socialista. Urge expandir la discusión.

La importancia del Socialismo Científico

A la tarea de planificar los contenidos y las formas en los *mass media* compete un compromiso apasionado por la investigación científica multilateral de las relaciones de producción, por el significado Socialista de la Comunicación y por su relación dialéctica con el trabajo des-alienado. Poner al descubierto la ley económica que rige la producción simbólica de una sociedad en movimiento revolucionario hacia su emancipación definitiva. Poner en evidencia científica la inevitabilidad de la sustitución revolucionaria del capitalismo por el Socialismo.

Planificar la Comunicación implica investigar apasionadamente las leyes de la transición del capitalismo al Socialismo, los caminos y métodos para establecer el modo comunista de producción; las leyes objetivas del Socialismo que avanzan dialécticamente, las leyes de formación y desarrollo del sistema mundial del Socialismo. Una tarea de planificación en Comunicación con los "mass media" debe ser un arma en la lucha, una guía para la acción. Tal planificación de la producción simbólica debe desenmascarar la esencia del capitalismo, sostener una lucha contra todo sectarismo y burocratismo. Desarrollar un "control" democrático de los medios de comunicación desde las bases, una "planificación" desde el punto de vista de los intereses de los trabajadores y no de los explotadores y eso es inconcebible sin control obrero, sin la vigilancia y el trabajo de los obreros atentos a todo indicio de traición. Ya hemos visto demasiadas.

Habrá que formar comités de planificación, consejos de delegados con movimientos sociales de base, para la Comunicación Socialista como una forma del control obrero que puede pasar a ser un motor de la economía simbólica planificada. Hay que prepararse para dirigir la producción comunicativa del Socialismo. Organizarse en comités de Comunicación desde ramas productivas muy diversas y asumir con independencia semántica, sintáctica y pragmática, libre forma, democrática, con contenido de clase. Abrir lugar a la ciencia para la planeación y la programación que desarrollarán, incluso, proyectos de calidad para elevar la calidad de la Comunicación. En esa forma, el control obrero pasará a ser motor de Revolución Permanente en la economía simbólica planificada. Logro magistral del Socialismo. No menospreciemos la tarea de formarnos de la mejor manera posible. Urge.

Para todos aquellos que quieran adherir a la presente declaración, por favor escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


El Comité promotor de la Corriente de la Comunicación hacia el Socialismo está coordinado por el Dr. Fernando Buen Abad Domínguez.

Fernando Buen Abad Domínguez es Doctor en Filosofía, miembro de la Fundación Federico Engels e integrante de la Corriente Marxista Internacional. Mexicano de nacimiento es especialista en Filosofía de la Imagen, Filosofía de la Comunicación y Crítica de la Cultura. Posee experiencia en producción fílmica, televisiva, radiofónica y editorial. Desarrolló actividades de investigación y docencia universitaria en México, Argentina y Estados Unidos entre otros países. Es director del Instituto de Investigaciones sobre la Imagen, miembro de la Asociación Mundial de Estudios Semióticos, Colaborador de Rebelión y otras revistas digitales. Miembro del Movimiento Internacional de Documentalistas. Miembro del Consejo Consultivo de TeleSur y actualmente es Vicerrector de la Universidad Abierta de México.




Últimas Publicaciones