Declaración de la Fuerza de Izquierda Socialista - El Militante Perú sobre el terremoto y sus consecuencias. 1- El terremoto de 7.9 grados en la escala de Richter, con epicentro en Pisco, a generado mucha zozobra e incertidumbre en el pueblo peruano. Mientras pasan las horas, más aumentan los números de víctimas bordeando ahora los 500 muertos (con proyección a aumentar). Muchas decenas de sobrevivientes murieron por la inacción de la administración García. Hay más de 1.600 heridos y más de 30.000 familias damnificadas (según el Instituto de Defensa Civil, INDECI).

2- No es cierto que los desastres naturales sean difíciles de predecir. Hay que denunciar contundentemente que Jorge Olarte, Dr. en geotecnia del Centro de Investigaciones Sísmicas y Migraciones de Desastres de la Universidad Nacional de Ingeniería, alertó hace dos años, sobre el desastre natural que estamos padeciendo los trabajadores peruanos (Diario Expreso, 16-08-07). Y recientemente, hizo el mismo análisis debido, según el sismólogo, a que en Perú, cada cien años, suceden esta clase de movimientos. Entonces, el Estado capitalista tenía conocimiento al respecto y no le presto importancia.

3- La burguesía peruana y el Estado han sido incapaces de desarrollar y proveer una infraestructura adecuada y segura en el país para prever estas calamidades. Por tanto, así como en la ola de frío que azotó a nuestro país hace poco, eran los pobres (niños en su mayoría) quienes morían, hoy se demuestra lo mismo: son los peruanos pobres, en su mayoría, quienes han sufrido la catástrofe. Sus endebles casas han sido derrumbadas como castillos de naipes ante el siniestro movimiento telúrico. La lucha de clases en esta sociedad burguesa se descubre ante estos desastres naturales, así como ocurrió con el huracán Katrina en EEUU o con el terremoto en Cachemira en Pakistán.

4- El Estado y sus gobiernos poco han hecho por llevar a cabo una verdadera reforma urbana. Las viviendas, avenidas, transportes, electrificación, etc. son un caos. Mientras una familia tiene miles de metros cuadrados donde residir, por otro lado no es raro encontrar dos o más familias viviendo en reducidos espacios y en casas realmente precarias.

5- Y esto sucede porque el Estado peruano tiene un carácter burgués y semicolonial. Es decir, que esta al servicio del imperialismo. Por eso es que priorizan el pago de la deuda externa (que se lleva mas de 2.000 millones de dólares al año), y no la deuda social con el pueblo pobre y trabajador. A esto se debe que ahora no tengan una caja chica para poder responder inmediatamente a las demandas de los pobladores iqueños. El gobierno ni siquiera tiene un Plan de Contingencia.

6-Denunciamos también el afán barbárico capitalista de las transnacionales telefónicas y de la construcción. En el primer caso, las empresas Telefónica, Claro, etc. han sido incapaces de brindar el servicio de telefonía en momentos de urgencia como el que pasamos el día 15 de agosto. Se han dedicado a seguir saqueando los bolsillos del pueblo pobre, aumentar sus arcas con las ventas de celulares y dejar de lado la inversión en desarrollar redes más sólidas de comunicación electrónica. En el segundo, las constructoras de Graña y Montero (y otras) son incapaces de poner toda su infraestructura al servicio de la reconstrucción de las ciudades devastadas.

7- Entonces, es por el carácter pro transnacional del Estado, que el viaje de Alan García, el premier y varios ministros, a Pisco, el día jueves, no fue más que un saludo a la bandera. No pudieron siquiera organizar la devolución de los cadáveres a sus respectivos familiares ¡La suma de 7.000 soles de indemnización por afectado es irrisoria!

8- Las imágenes por televisión son espantosas. Pobladores de Pisco, y otras ciudades, peleándose por los escasos víveres que están llegando. Esto refleja una vez más la bancarrota del Estado liberal para responder eficazmente a esta clase de contingencias naturales.

9- Han pasado más de tres días (desde el sismo), y la situación actual es de mayor tragedia, incertidumbre y caos. El servicio hospitalario, público, ha colapsado. Al terremoto natural se suma ahora un terremoto social. Las masas damnificadas están peleándose por los víveres y desbordando a la policía. ¡Que viva el desborde social! No obstante, los delincuentes (que escaparon de la cárcel), están asaltando a los trabajadores pobres iqueños en las noches.

10- En algunos lugares alejados de las ciudades no llegan los alimentos. Mientras que por un lado, la gente se esta muriendo de sed y hambre, por otro, los burócratas del Estado (alcaldes, fiscales, funcionarios, políticos, etc.) están negociando la ayuda humanitaria nacional e internacional.

11-El apoyo económico internacional esta llegando en grandes cantidades de dinero. La Comunidad Andina de Fomento (CAF) ha enviado 300.000 dólares. Marruecos a donado 500.000; Japón, 142.000; la Unión Europea, 2.7 millones de dólares, etc. Y ¿quién va administrar toda esta ingente suma de dinero? El poder legislativo y ejecutivo. Es decir, el gobierno corrupto (del tren eléctrico y de los Mirage). El mismo que asesinó a sangre fría a dirigentes obreros como Saúl Cantoral (en su primer gobierno), y recientemente a indefensos trabajadores de Casapalca.

12- Y para colmo de males, hay quienes están lucrando con al especulación de los bienes. Están vendiendo el pan a 50 c/u y la leche a 5 soles. Todo esto es un desmadre. Y el gobierno bien gracias. "...hay que tener calma...", dicen los políticos pro capitalistas.

13-Frente a esta situación, la administración García ha respondido declarando en estado emergencia a la región Ica. Acaba de enviar a cientos de soldados para "imponer el orden". El APRA quisiera meter bala a los que "generan" los "saqueos" (como lo hizo Bush en el desastre del Katrina), pero tiene miedo de "meter la pata". Si asesina a algún poblador damnificado, todo se le puede convertir en su contrario con un levantamiento social profundo. Es por esto que están "pulseando" bien la situación.

14-La incapacidad e ineficiencia política de García Pérez y de la derecha, reflejan el callejón sin salida del capitalismo en Perú. Su dificultad para resolver las necesidades más elementales de la población damnificada como agua, víveres, seguridad, etc., son producto de su sistema decadente, que solo beneficia a una minoría parásita, afectando facinerosamente a la mayoría trabajadora. Los capitalistas han arruinado el Perú y reducido a este país, potencialmente próspero, a la mendicidad. No es posible ningún progreso mientras la riqueza de la nación permanezca en manos de estos bandidos y genocidas de cuello y corbata.

15-Por tanto, los marxistas del periódico Perú Militante, además de manifestar nuestra solidaridad socialista con los pobladores de Ica, proponemos que sean los propios trabajadores afectados por el terremoto los que se organicen democráticamente para poder resolver el problema de la anarquía, alimentación y desesperación.

16-En ese sentido, nos parece acertada la campaña de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) para donar sangre y víveres. No obstante, es insuficiente. Para nosotros, la CGTP, debe jugar un rol más decisivo en la reconstrucción de la ciudad de Ica. Hay que demostrarle a la derecha y el Estado capitalista, que los trabajadores sindicales si podemos autogobernarnos.

17-Por tanto, la CGTP y la izquierda, debe organizar desde ahora Comités de Solidaridad de obreros (mineros, construcción civil, etc.) y campesinos, para reconstruir con bases realmente sólidas la ciudad de Ica. Esta decisión debe ser asumida por todos los sindicatos de trabajadores en la Asamblea de Delegados del 25 de agosto.

18- Finalmente, frente a los desmanes de los grupos delincuenciales (que escaparon de la cárcel), los trabajadores damnificados, deben organizarse democráticamente por cuadras, barrios, formando sus Comités o Juntas vecinales, que sean lo suficientemente amplios y flexibles para atraer a las más amplias masas al movimiento popular.

19-Sus tareas más urgentes deben estar determinadas por las reivindicaciones inmediatas del movimiento: organizar y centralizar el envío de víveres a todos los pobladores afectados según su necesidad. Deben organizar unidades de autodefensa para mantener el orden y protegerse frente a las agresiones de los delincuentes y las acciones represivas del Estado. Deben organizar la distribución de suministros a la población e impedir la especulación y el lucro. Deben controlar los precios y garantizar el funcionamiento de todos los servicios públicos.

20-Esta es la única manera de lograr satisfacer las necesidades apremiantes por las que la burocracia estatal capitalista lucre con la ayuda humanitaria, y se superará el caos del gobierno y la derecha.



Dirección Política - PERU MILITANTE