La historia de la lucha de clases en Colombia ha estado marcada por medio siglo de guerra, como expresión aguda de la confrontación de intereses contradictorios entre la burguesía y los latifundistas por un lado, y el proletariado y los campesinos por el otro. El proceso de paz abre una nueva perspectiva para el desarrollo de las fuerzas revolucionarias en el pais, aunque por sí mismo no constituye garantía alguna de una sociedad más justa y democrática. Sólo el socialismo revolucionario, es decir, la expropiación de la oligarqía bajo control obrero, y el desmantelamiento del aparato de estado burgués, puede ofrecer una alternativa real al sufrimiento de millones de trabajadores y pobres del campo y la ciudad en nuestra hermana Colombia. En la presente entrevista, nuestro corresponsal en Bogotá nos presenta un análisis marxista sobre la coyuntura actual del proceso de paz y las perspectivas para el movimiento revolucionario.

Leer más: Entrevista al camarada Jonathan Fortich de la CMI Colombia sobre el acuerdo de paz

Acuerdo de PazEl 26 de septiembre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP firmarán un acuerdo que pone fin a la guerra que declaró la organización guerrillera al Estado colombiano hace más de medio siglo. Pero la guerra y la violencia han hecho estragos en el territorio que hoy llamamos Colombia desde hace más de cinco siglos y es el resultado del accionar de distintos opresores que, movidos por la codicia, han explotado nuestros recursos naturales y humanos sin escatimar en la sangre derramada.

Leer más: El riesgo de la paz en Colombia

colombia11Hasta hace unos meses Colombia era llamado el Israel de América Latina: tierra conservadora en medio de una región convulsa y aliada fiel del imperio yanqui. Sin embargo, desde un tiempo vemos a la juventud israelí, inspirada por el proletariado del mundo árabe, alzar la voz en contra de sus opresores. Asimismo, desde el 12 de octubre (día de la Raza de acuerdo a la oligarquía local), cada miércoles, los estudiantes de Colombia se movilizan en contra de un estado inepto y criminal que pretende someter el sistema de educación colombiano a las condiciones del mercado.

Leer más: Colombia: Nuestro divino tesoro

A principios de este año fotografías de dos jóvenes bogotanos muy guapos aparecieron en diferentes medios noticiosos. No se trataba de protagonistas de telenovela ni de la última revelación del modelaje sino de Margarita Gómez y Mateo Matamala, estudiantes de la Universidad de los Andes que fueron asesinados por el grupo paramilitar “Los Urabeños” en el departamento de Córdoba.

Leer más: Colombia: La Juventud en el país del no me acuerdo

En la coyuntura de una crisis económica de dimensiones internacionales, el 2010 prometió desde el principio ser un año difícil para Colombia. Una de las pocas noticias positivas que recibimos fue la inexequibilidad del referendo reeleccionista que buscaba un tercer período de gobierno para Álvaro Uribe Vélez. Ese 26 de febrero sentimos el alivio de saber fuera del solio de Bolívar a un personaje nefando para la historia de Colombia. No fue simplemente el resultado de una eficiente democracia burguesa, ni siquiera de la sapiencia de las altas cortes1; más bien una maniobra necesaria para la oligarquía colombiana que contó con el apoyo, a veces inconsciente, de diferentes sectores del proletariado afectados por el régimen uribista.

Leer más: Colombia: 2011 – Un año incierto

juan_manuel_santos.jpg

El pasado 20 de junio Juan Manuel Santos Calderón resultó electo en segunda vuelta como presidente de Colombia para el período 2010-2014. Santos es hijo de una de las familias más representativas de nuestra oligarquía, con una importante influencia en los medios masivos de comunicación a través de la Casa Editorial El Tiempo1. Su tío abuelo era el presidente Eduardo Santos Montejo y es primo del actual vicepresidente de la República Francisco Santos Calderón.

Leer más: Colombia: Juan Manuel Santos y la Unidad Nacional

elecciones_colombia Publicamos un interesante artículo escrito desde Colombia por el corresponsal de la Corriente Marxista Internacional en dicho país. En el cual se hace un análisis marxista sobre el balance de la primer ronda electoral, las perspectivas para la segunda vuelta y la necesidad de que el Polo Democrático adopte un programa socialista. Te invitamos a sumarte a la Corriente Marxista Internacional en Colombia, contáctanos en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Leer más: Colombia: De vuelta a la segunda

 

unos.jpg
 
La lucha contra la reelección de Uribe y las divisiones en el seno de la burguesía
 
Como hemos explicado en muchas ocasiones los marxistas, ”a menudo el viento de la revolución empieza agitando las copas de los árboles”. Las dudas y divisiones que recorren a la oligarquía colombiana desde hace varios meses sólo pueden entenderse plenamente si tomamos en cuenta la magnitud del descontento acumulado en la sociedad, el auge de las luchas obreras y populares que hemos vivido durante los últimos tiempos y la encrucijada en que se encuentran los capitalistas a la hora de enfrentar una crisis económica tan profunda como inesperada para ellos. La lucha de clases tiende a agudizarse y la burguesía colombiana, como sus colegas del resto del mundo, siente moverse el piso bajo los pies.
Leer más: Colombia: ¿El otoño del patriarca?
uraba.gif.jpgTras la oleada de luchas obreras de fines de 2008, nuevos sectores toman el relevo. Los trabajadores del banano en Urabá, los mineros del Cesar y La Guajira y otros sectores. Este artículo del camarada del grupo de la CMI en Colombia Ricardo Sevilla plantea la necesidad de unificar y extender estas luchas.
Leer más: Colombia: Movilizaciones de los trabajadores del banano, la minería y otros sectores

petro_con_santos.jpgLa mayoría de las agrupaciones políticas colombianas están sufriendo un grave conflicto interno, desde Cambio Radical, de ultraderecha "uribista", hasta el Partido Liberal. Hace tiempo que no se daba una situación como esta en el escenario político colombiano, y de hecho, no había sucedido con tal amplitud. Los partidos están divididos porque no saben cómo solucionar los graves conflictos de nuestra nación, especialmente, los conflictos entre diferentes clases y sectores sociales. Esta conclusión popular es correcta, pero, deberíamos analizarla un poco e informar más sobre los últimos hechos sucedidos en la arena política.

Leer más: Colombia: Los partidos oligárquicos, en crisis. Nueva oportunidad para bajar al gobierno paramilitar