Dramáticos acontecimientos sacudieron a Turquía ayer cuando tropas armadas salieron a las calles de Estambul y Ankara. Cerraron los principales aeropuertos y puentes, mientras que aviones militares rugían en vuelos rasantes sobre la ciudad. Un golpe estaba en marcha.

Leer más: Turquía: Un "golpe flojo" le sirve a Erdogan de cuerda de salvamento

Dos días de enfrentamientos y barricadas en las calles siguieron al esfuerzo brutal de la policía para despejar la plaza Taksim y el parque Gezi de manifestantes, frente a la demostración de fuerza de Erdogan con manifestaciones masivas en Ankara y Estambul. Cinco sindicatos y colegios profesionales diferentes convocaron para hoy, 17 de junio, una huelga de protesta.

Leer más: Turquía: el movimiento se mantiene firme contra la represión - convocada una huelga general

Lo que empezó como una pequeña protesta contra la destrucción del Parque Gezi, al lado de la plaza Taksim en Estambul, se ha convertido en un movimiento nacional exigiendo la dimisión del primer ministro Erdogan, del Partido AK.

El 28 de mayo, unas 50 personas decidieron impedir físicamente el desarrollo de las obras en el Parque Gezi para construir un centro comercial. La policía y grupos paramilitares usaron una represión brutal para dispersarlos. Les rodearon para que no pudieran escapar y a continuación dispararon una enorme cantidad de gases lacrimógenos. Su pequeño campamento fue destruido y les quemaron las tiendas.

Leer más: Turquía: movimiento de masas contra el gobierno – se requiere una huelga general