francia-18102010

El sábado, 16 de octubre, más de 3 millones de personas tomaron las calles de Francia en cientos de manifestaciones en las ciudades y pueblos de todo el país en la última jornada nacional de lucha contra la contrarreforma propuesta al sistema de jubilaciones. El número fue de una magnitud similar al 2 de octubre, la última vez que los sindicatos convocaron a una jornada de lucha en un día sábado, pero el movimiento, sin duda, se ha desarrollado aún más. Las manifestaciones fueron otra demostración de fuerza de este movimiento que ha durado meses y ha visto 5 jornadas nacionales de lucha desde el final de las vacaciones de verano.

Leer más: Crecen las huelgas en Francia – ¡Hay que paralizar el país para detener la "reforma" de las...

Una nueva jornada nacional de lucha contra la reforma de las jubilaciones sacó a las calles de Francia a 3,5 millones de manifestantes el 12 de octubre, el número más grande que este movimiento ha movilizado hasta la fecha. El carácter masivo de las manifestaciones sólo se puede comparar con las huelgas de 1995/96, cuando el Gobierno intentó aplicar recortes en la seguridad social y en los derechos jubilatorios de algunos sectores de trabajadores.

Leer más: Francia: 3,5 millones en las calles contra la reforma de las jubilaciones

france-shift-to-left-and-emergence-of-marxists-in-pcf-1.pngLas ideas del marxismo han hado un gran paso adelante en el Partido Comunista Francés. La semana pasada la militancia del partido decidió en votación cuál de los tres documentos se convertiría en la declaración política básica del próximo 34º congreso del partido. Según los estatutos del partido el documento que tenga mayor número de votos se convierte en la "base común" que puede recibir enmiendas en el congreso.

Leer más: Francia: Giro a la izquierda y surgimiento del ala marxista en el PCF

Los resultados de las elecciones municipales y cantonales confirman lo que indicaban todos los sondeos: apenas diez meses después de la victoria de Nicolás Sarkozy en las presidenciales, el apoyo que disfrutaba la política del gobierno ha caído claramente. La derecha ha perdido los votos de millones que, en 2007, habían creído las promesas demagógicas de la UMP (el partido de Sarkozy) y han visto como después se agravaban las dificultades.

Leer más: Derrota de la derecha con Sarkozy

Menos de un año después de las movilizaciones de masas contra el CPE, la izquierda tenía una excelente oportunidad de ganar, tanto las presidenciales como las legislativas. Es normal que la victoria de Sarkozy haya provocado cierta sorpresa y desconcierto y, por lo tanto, es importante arrojar luz sobre lo sucedido. Después de las elecciones han aparecido todo tipo de teorías, unas encabezadas por un sector de la burguesía europea que ve en el triunfo de Sarkozy el presagio de un nuevo período de conservadurismo social en Europa. En el otro extremo, sectores de la izquierda han sacado conclusiones pesimistas, incapaces de comprender lo ocurrido y hablando del “giro a la derecha” de la clase obrera francesa. 

Leer más: Elecciones presidenciales en Francia

“Francia es el país dónde la lucha de clases siempre llega hasta el final”. Esta frase, acuñada por Carlos Marx cuando analizaba las gestas heroicas protagonizadas por la clase obrera francesa en las revoluciones de 1830, 1848 y la Comuna de Paris de marzo de 1871, expresa de manera fiel la deuda que los trabajadores de todo el mundo tenemos contraida con nuestros hermanos de clase franceses.

Leer más: Los trabajadores y jóvenes franceses derrotan a la derecha

La retirada del CPE es una derrota humillante para Chirac y el gobierno Villepin. Han salido de esta experiencia completamente desacreditados. También es una derrota para Sarkozy, la UMP y la MEDEF, incluso aunque al ver el alcance de la movilización anti-CPE terminaran distanciándose de este proyecto, como las ratas que abandonan el barco que se hunde. La UMP está dividida y desmoralizada. La derrota electoral es una amenaza para 2007. François Bayrou ha resumido acertadamente la seriedad de esta derrota al describirla como una “atmósfera de colapso” y el reino del “caos institucional” en los más altos niveles del estado.

Leer más: El final del CPE: Una victoria importante para los jóvenes y trabajadores de Francia

“Los trabajadores franceses han pasado a la ofensiva, no están dispuestos a aceptar más sacrificios para enriquecer a una pequeña minoría. Empezando por Francia, todo está preparado para un nuevo estallido de la lucha de clases y para que el fantasma de la revolución vuelva a recorrer la ‘vieja’ y ‘tranquila’ Europa, poniendo fin, de una vez por todas, a la utopía reformista de la ‘paz social” (La clase obrera francesa responde a las contrarreformas salvajes. Publicado en El Militante en junio de 2005).

Leer más: Francia: El mayor movimiento de masas desde 1968

El día después del masivo día de acción contra el CPE (Contrato de Primer Empleo) todos los sectores de la sociedad francesa han estado haciendo inventario de la situación. El gobierno y la derecha de la UMP en el parlamento no parecen dispuestos a hacer concesiones más allá de las dos modificaciones insignificantes anunciada ya el viernes por Chirac y rechazadas por el movimiento obrero y estudiantil. El primer ministro, De Villepin, que quedado claramente debilitado por el movimiento y el ministro de interior, Sarkozy, ha salido fortalecido dentro del campo de la derecha. En un movimiento sin precedentes, el presidente Chirac ha dado toda la responsabilidad de la “ley de igualdad de oportunidades” (que incluye el odiado CPE) a Sakorzy y al grupo parlamentario de la UMP, apartando a De Villepin, cuya popularidad ha caído hasta el 28 por ciento de la población.

Leer más: Francia: Tras el éxito del 4 de abril ¿ahora qué?

Hoy, 4 de abril, una enorme manifestación ha recorrido las calles de París en lo que es un día nacional de acción contra el odiado Contrato de Primer Empleo introducido por el gobierno de derechas de De Villepin. Según la CGT, más de 700.000 personas han participado en la manifestación, es aún mayor que la del 28 de marzo.

Leer más: Francia: El 4 de abril, una movilización aún mayor que las anteriores