Este verano, los medios han enfocado la atención en una cuestión completamente desproporcionada con respecto a la actualidad nacional e internacional: la decisión de varios alcaldes del partido de derecha Los Republicanos (ex UMP, liderada por Nicolas Sarkozy, NdT), y también del Partido Socialista (con el apoyo del Primer ministro Manuel Valls y otros ministros), de prohibir el uso de una prenda conocida como burkini en las playas. Esta decisión se enmarca en un clima general de propaganda racista hacia las “poblaciones procedentes de la inmigración” y hacia los musulmanes en particular, sobre todo después de la oleada de atentados que ha afectado Francia. A estos últimos, se les sospecha de promover una modalidad violenta del Islam contraria a los “principios republicanos”, esto cuando no se les vincula directamente a las acciones terroristas reivindicadas por ISIS. La clase política y los medios crean así un amalgama entre el Islam, el integrismo, la inmigración y el terrorismo, olvidando deliberadamente que los terroristas atacan sin hacer distinciones  respecto al color de la piel o la religión.

Leer más: Francia: El debate sobre el “burkini”: una nueva distracción racista

FranciaDesde sus inicios en París, el 31 de marzo, el movimiento “Noche de Pie” (#NuitDebout) ha sido un gran éxito que rápidamente se ha extendido a otras ciudades francesas.

La masiva ocupación de espacios públicos es una clara referencia al movimiento de los indignados en España, a “Occupy Wall Street” en los Estados Unidos y a la ocupación de la plaza Syntagma en Atenas. Todos estos movimientos tuvieron lugar en 2011, siguiendo los pasos de la explosión revolucionaria en Egipto, donde la ocupación de la plaza Tahrir jugó un papel central.

Leer más: Francia: “Nuit Debout” ("Noche de Pie"). Una pesadilla para el "uno por ciento"

Mientras escribo estas líneas el drama en Francia acaba de ser llevado a un sangriento clímax final con la muerte de los dos hombres que asesinaron al personal de Charlie Hebdo. Este desenlace era tan inevitable como el final de una tragedia griega. No había ninguna perspectiva realista de cualquier otra. Tres días de intenso drama que capturaron la atención del mundo han terminado con veinte muertos, un número aún desconocido de heridos y una nación en estado de trauma.

Leer más: Reflexiones sobre los acontecimientos de Francia

El ataque terrorista contra Charlie Hebdo ha provocado una enorme ola de emoción, rabia e indignación en toda Francia. La misma tarde noche, más de un centenar de miles de personas bajaron a las calles en numerosas ciudades. La repulsión que suscita este acto bárbaro se une a la emoción ligada a la personalidad de las víctimas, algunas de ellas gente muy conocida y apreciada.

Leer más: Francia: Atentado contra Charlie Hebdo – ¡No a la “unión nacional”! ¡Hay que luchar contra el...

Los gobiernos de izquierda que aspiran a gestionar el capitalismo acaban finalmente por ser gestionados ellos mismos por el propio capitalismo. Este es el caso del gobierno de François Hollande, y toda la experiencia de los gobiernos socialistas - con o sin la participación del Partido Comunista - confirma esta verdad. En 1981, después de un primer año de reformas sociales y nacionalizaciones, el gobierno socialista-comunista encabezado por Mitterrand, finalmente, adoptó una política de austeridad.

Leer más: Francia: La bancarrota del gobierno de François Hollande

franciaDesde hace veinte meses consecutivos, aumenta en Francia el número de desempleados. Aproximadamente cinco millones de personas están desempleadas, estén censadas o no como tales. Dos millones de personas más, al no encontrar suficiente trabajo para mantenerse, sufren un desempleo "parcial". La subida de los precios y de los alquileres corroe el valor de los salarios, pensiones y subsidios. El nivel de vida de la gran mayoría de la población está cayendo. Los que estaban antes en el umbral de la "pobreza extrema" se hunden en ella. La asistencia a los Restos du Coeur (1), que ha aumentado un 12% desde el pasado invierno, es sólo un indicador entre muchos de la catástrofe social en curso.

Leer más: Francia: Un gobierno temeroso de los mercados

guerra maliLa intervención militar en Malí ha comprometido a Francia en una nueva guerra imperialista. Detrás de las motivaciones oficiales, su objetivo es asegurar y ampliar las posiciones económicas y estratégicas del capitalismo francés en la región. Además de sus recursos naturales -las actuales y las potenciales - Malí, el tercer productor de oro de África, está rodeado por varios países donde las grandes empresas francesas, entre ellas Total y Areva están fuertemente implantadas. El grupo Areva obtiene en Níger un tercio de sus necesidades de uranio. Total explota el petróleo de Mauritania. El capitalismo francés domina la Costa de Marfil. Con sus vastas reservas de petróleo y gas, Argelia es el mayor socio comercial de Francia en África. Son principalmente los intereses de los grandes grupos franceses en los países vecinos de Malí los que lo convierten en una cuestión importante, desde el punto de vista estratégico, para el imperialismo francés.

Leer más: El PCF y la Guerra en Malí

La Riposte 19/01/2013

La intervención imperialista en MalíContrariamente a lo que afirman François Hollande y su gobierno, la intervención del ejército francés en Malí no tiene nada que ver con los llamados "valores de Francia", los "derechos humanos" u otras preocupaciones "humanitarias". Se trata de una intervención imperialista para proteger los intereses de las multinacionales francesas en la región. El reciente colapso del gobierno maliense y la ofensiva de los yihadistas en el norte del país amenazan con desestabilizar a los países vecinos de Malí, donde la clase dominante francesa explota a gran escala los recursos naturales: el uranio en Níger, el oro en Mauritania, el petróleo y el gas en Argelia, etc.

Leer más: La intervención imperialista en Malí

HollandeSarkozy fue derrotado. El candidato socialista obtuvo el 51,62% de los votos emitidos. Pero este resultado general oculta la verdadera magnitud del rechazo a Sarkozy y a la derecha. En casi todas las ciudades importantes de Francia, incluso en aquéllas que se encuentran en los departamentos marcados por el conservadurismo, el resultado de Hollande estuvo muy por encima del resultado nacional.

Leer más: Francia: Sarkozy derrotado, la lucha continúa

HollandeSarkozy fue derrotado. El candidato socialista obtuvo el 51,62% de los votos emitidos. Pero este resultado general oculta la verdadera magnitud del rechazo a Sarkozy y a la derecha. En casi todas las ciudades importantes de Francia, incluso en aquéllas que se encuentran en los departamentos marcados por el conservadurismo, el resultado de Hollande estuvo muy por encima del resultado nacional.

Leer más: Francia: Sarkozy derrotado, la lucha continúa