La reciente epidemia del Chikungunya en América Latina ha generado en los medios de comunicación y las redes sociales todo tipo de campañas. En los países tropicales de nuestra América hay un brote creciente de este virus lo que ha generado una alarma en estos países y en el resto del continente. Todo esto genera muchas interrogantes.

Como es bien sabido en el capitalismo toda actividad económica es respaldada con la inversión del capital, esta inversión tiene como finalidad generar la mayor cantidad de ingresos posibles en un círculo infinito de circulación monetaria. La industria farmacéutica moderna es una de estas actividades económicas que forman parte del sistema capitalista.

Desde la creación de la industria farmacéutica se ha experimentado con la creación de vacunas para “prevenir” virus y enfermedades pero ¿qué pasaría si no se desarrollaran nuevos virus? La respuesta es simple nadie compraría medicinas una vez vacunado convirtiendo así la creación de vacunas en un negocio poco rentable. Esto representa un problema para la industria farmacéutica la cual se ha valido de artimañas para seguir en el negocio, una de ellas es desarrollar, aislar y reproducir virus con el fin de comercializar las vacunas que nos “protegen” de estos virus.

El Chikungunya fue patentado en el 2006 y fue registrado bajo la patente europea N° EP 1922084 en el año 2005, esto significa que el virus fue aislado y reproducido conscientemente por un grupo de personas (The University of Texas System). En el año 2009 fue patentado el método de detección del Chikungunya, en el año 2010 patentaron las moléculas que son usadas con fines diagnósticos, terapéuticos y de investigación contra el virus Chikungunya, cabe destacar que estas moléculas son capaces de inhabilitar y neutralizar el virus (curarlo) bajo la patente europea N° EP 2374816 y además la patente de la VACUNA contra el Chikungunya WO2012172574 (A1) ― 2012-12-20 esto último deja ver que este virus fue investigado y adquirió una finalidad comercial, vender la vacuna, cabe destacar que esto contradice totalmente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cual asegura que aún no hay vacuna contra este virus.

Durante el año 2011 y hasta el 2013 se realizaron pruebas de la vacuna en humanos saludables, según información del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (U.S. National Institutes of Health) a través del portal web ClinicalTrials.gov se realizaron estudios financiados por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (Nacional Institute of Allergy and Infectious Diseases) durante 44 semanas se realizaron estas pruebas pero paradójicamente de estos estudios no se publicaron los resultados sin embargo en el año 2012 se registró la patente de la vacuna contra el virus Chikungunya (CHIKV).

El capitalismo no se separa nunca de los principios bajo los que fue concebido. En septiembre de 2012 se realizó un estudio que está en el documento Chikungunya virus and prospects for a vaccine (Virus Chikungunya y las perspectivas para una vacuna) “Revisión experta de vacunas” en donde describen al virus, sus posibles usos y un apartado específicamente dedicado a evaluar los mercados potenciales para una vacuna ya que el virus tiene mortalidad en solo 0.1% de los casos y esto representaba un mercado muy bajo para los vendedores de la salud.

Las economías de muchas de estas áreas endémicas tropicales, como La Reunion, dependen en gran medida del turismo. El impacto económico de un brote CHIKUNGUNYA es amplio, ya que la amenaza de la infección podría disuadir a los turistas de visitar estos destinos endémicos…”

Nuevamente el capitalismo salvaje y su deseo de acumular capital encuentran la solución simple al problema que se le presenta, más adelante en el texto (Chikungunya virus and prospects for a vaccine) se puede leer:

“…la introducción y difusión de CHIKV a climas más templados, incluyendo Europa y el Norte de América puede resaltar la importancia y el potencial de mercado para una vacuna CHIK segura y eficaz”

A este proceso de evaluación y comercialización de la vacuna se le debe sumar una buena publicidad y propaganda como la que se encargaron de difundir los medios de la derecha como por ejemplo BBC Mundo y redifundido por el Nacional, en su articuloCómo se vive con el chikungunya en Venezuela donde dice:

El Chikunguya no tiene cura, sólo se pueden tratar los síntomas, y puede causar la muerte.”

Esta afirmación carece de veracidad pues como es visto en el documento anterior solo en el 0.1% de los casos son mortales esto representaría unas 1000 muertes en todo el mundo. Esto tiene como objetivo generar un clima donde las personas entren en un estado de terror psicológico donde se crea el caldo de cultivo necesario para el momento de la comercialización de la vacuna que “aún no existe” y que poseen virus recombinantes para cambiar el ADN. Esta técnica es la más usada por la industria farmacéutica para vender las vacunas, hay que destacar que estas vacunas además son usadas para generar la epidemia y continuar con las ventas del producto que se comercializa.

Está claro que el capitalismo a través de su herramienta; la Industria Farmacéutica planificó la epidemia mucho antes de su liberación con el único objetivo de vender las vacunas, además queda claro que este poder económico tiene mucho que ver con el amplio espectro de enfermedades y virus que existen en la actualidad. Capitalismo salvaje en su máxima expresión.

Siguiendo la idea de un pensador: “¡Cambiemos el sistema! Y en consecuencia comenzaremos a salvar el planeta”; cambiemos el sistema y tendremos una verdadera salud que se preocupe por los seres humanos.


Fuentes:

Listado de patentes relacionadas con Chikungunya en la Oficina de Patentes Europea

Listado de patentes bajo el código CHIKV (nombre del virus Chikungunya) registradas en USPTO.gov que es la Oficina de Patentes y Marcas Registradas del Gobierno de Estados Unidos

Como se vive con el chikungunya en Venezuela BBC Mundo: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/09/140929_salud_venezuela_chikungunya_il

Revisión experta de Vacunas: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3562718/

ClinicalTrials.gov: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT01489358?term=chikungunya+virus+vaccine&rank=1

Crédito Dr Carlos Amodei: http://youtu.be/trWZRj1CW5Q



 
 

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos