Lamentablemente ya es conocido que la burocracia contra revolucionaria esta enquistada dentro del Estado. Valiéndose del mismo para perjudicar la Revolución. Nuestro querido canal 8 Venezolana de Televisión es un ejemplo digno de hacer referencia.

El canal de todos los venezolanos está bajo constante ataque, sus trabajadores, su patrimonio.

La actual directiva del canal, encabezada por Yuri Pimentel y María Rafaela Suarez, le hacen el trabajo a la derecha de destruir el canal, atropellos a los trabajadores, mala administración, improvisación como constante y desastre por doquier, esta es su siembra.

Lo peor de todo es que lo hacen en nombre del Comandante Chávez. En el último mes la directiva del canal, violando todos los derechos que nos legó el Comandante ha llevado a cabo una restructuración del canal afectando a más de 300 trabajadores con desmejoras bajándolos de cargo de manera inconsulta y cuarto republicana. A demás ejecutaron aumentos salariales en forma de pirámide invertida afectando a los trabajadores que menos ganan. Mientras a los trabajadores que ganaban salario mínimo se les aumento solo el 10 % a los de altos cargos se les aumento el 100 Y HASTA 120 %, dando como resultado que un trabajador que gana salario 4.200 Bs se le aumento solo 400 Bs, mientras que a asistentes de Gerentes, Gerentes y cargos de confianza se les aumento 8, 9, 10 y hasta 12 mil Bs.

Los que menos ganaban fueron los menos beneficiados con el aumento dado por el Presidente Nicolás Maduro. Las cartas de notificación de este Paquetazo, dicen que se hacen en nombre de la Ministro Delcy Rodríguez, el Presidente Nicolás Maduro y lo más vergonzoso del Comandante  Hugo Chávez.

Las administraciones Pimentel suelen ser desastrosas, hay que ver los desastres que hicieron en CORPIVENSA y TELECOM, lugares en cuya mala gestión causo daños patrimoniales al Estado, a la Nación y por ende a todos los venezolanos.

El escualidismo en los pasillos de VTV

Siempre hemos escuchado de las luchas de los trabajadores del canal, contra el escualidismo que pulula en el mismo. Estos nunca habían tenido tantos argumentos para hallar oído entre los trabajadores de la plantilla obrera como ahora, ellos -los escuálidos-  ocupan cargos de dirección en áreas tan delicadas como Recursos Humanos, prensa, programas y programación, filtran la información que los revolucionarios llevan y boicotean toda iniciativa pro revolucionaria de organización. La verdad es que la quinta columna ha anclado en VTV y están haciendo el trabajo de desactivar a los revolucionarios.

Recientemente podemos ver el caso de Luis Hugas, quien fue despedido arbitrariamente violado todas las leyes y decretos de inamovilidad solo por odio político y para dar el ejemplo a los trabajadores desmejorados en su condición laboral de lo que podría pasarles si van a ampararse ante la inspectoría del trabajo.

Un Chivo Expiatorio

Más escandaloso aún resulta, el despido de la Gerente de Gestión Humana Adriana Vargas, quien recibiendo ordenes de la vicepresidenta y el presidente del Canal ejecutó las desmejoras y el desastre laboral. Víctima de las presiones enfermó y se fue de reposo, días después cuando se presentó en el canal a llevar dicho reposo encontró que tenía prohibida la entrada a VTV. El día sábado 6 de septiembre, aparece en prensa nacional una notificación de despido, subida de tono y de mal gusto, sometiéndola al escarnio público con el único fin de presentar un culpable sin dar vuelta atrás en el entuerto.

¿Si la Gerente fue despedida por el desastre que ejecuto la administración Pimentel, por qué a más de una semana de su abrupta salida no hay señales de reconsideración y cambio en la situación?

¿Actuó efectivamente la Gerente a espaldas de Suarez y Pimentel?

¿Por qué un despido público cuándo ni a los trabajadores se le ha explicado las causas de tal hecho?

¿Será que necesitan un chivo expiatorio?

Otro escándalo público y notorio.

Cuando parecíamos haber tocado fondo surge otro hecho vergonzoso. Un Camarada trabajador del canal expresa en una carta abierta el sentir de los trabajadores. La misma se puede encontrar en www.aporrea.org con el título: Por las reivindicaciones laborales de la Compañía Anónima Venezolana de Televisión Canal 8. Al ser publicada esta carta, la jefa inmediata del compañero Gerente de Atención Ciudadana Marielis Sosa, fue despedida por "no poder controlar su personal". Hay que destacar, que muchos Gerentes han amenazado a los trabajadores con botarlos si se amparan ante la inspectoría del trabajo.

La burocracia no se pisa la manguera

La inspectoría del trabajo violando todo derecho a la defensa y tirando al suelo su ética se está negando a recibir las denuncias de los trabajadores. Lo cual hace pensar que se han puesto de acuerdo con la Administración Pimentel para minimizar los efectos de las reaccionarias decisiones.

Hacemos un llamado al Presidente Nicolás Maduro, a la Ministra Delcy Rodríguez y al ministro del PP para el Trabajo, a que se den un paseo por VTV y vean que la MUD tiene su enclave dentro. Desde allí  hacen el trabajo de empujar al pueblo trabajador a la decepción, el escepticismo y el reflujo, elementos muy peligrosos en las coyunturas políticas por venir.

Por cierto; han restringido el acceso al portal de aporrea, ¡misterios de la ciencia!

Definitivamente. Algo huele mal en VTV.

Revolución dentro de la Revolución, todo el apoyo y solidaridad con sus trabajadores.

¡Fuera los escuálidos de VTV!