[VIDEO] Alan Woods: "Defender la revolución bolivariana ante la ofensiva reaccionaria" Escrito por: Alan Woods - Corriente Marxista Internacional

El dirigente de la Corriente Marxista Internacional Alan Woods insiste en la necesidad de defender la revolución bolivariana ante la ofensiva de la reacción y del imperialismo.

¿Quién es el enemigo, camaradas de Marea Socialista? Escrito por: Jorge Martin (www.marxist.com)

marea socialistaMarea Socialista afirma que el principal problema al que se enfrenta Venezuela es la deriva autoritaria del gobierno de Maduro. Empezando por una premisa incorrecta, terminan con conclusiones totalmente erradas que les colocan del otro lado de la barricada. Veamos. 

Sobre la Asamblea Constituyente: Un primer análisis Escrito por: Corriente Marxista del PSUV - Lucha de Clases

El presidente Maduro ha convocado a la realización de una Asamblea Nacional Constituyente. ¿Qué papel jugará este proceso en la actual crisis que vive la Revolución Bolivariana? Permitirá la Constituyente radicalizar hacia la izquierda de manera definitiva la revolución, derrotando así a las fuerzas de la reacción burguesa e imperialista de una vez por todas, o será este nuevamente un proceso político estéril, como ocurrió con el Congreso de la Patria? El siguiente artículo constituye el primer pronunciamiento oficial de la Corriente Marxista Lucha de Clases sobre la convocatoria a Constituyente, las tareas de la revolución y las perspectivas para la lucha de clases en Venezuela.

Imperialistas golpistas aúllan sobre un golpe de estado - ¿Qué está sucediendo realmente en Venezuela? Escrito por: Jorge Martin - Corriente Marxista Internacional

1ra declaración de la Corriente Marxista Internacional

“¡Golpe de estado en Venezuela! ¡Maduro concentra todo el poder!” A sólo unos días del 15 aniversario del golpe de estado contra el presidente democráticamente electo Hugo Chávez (del 11 al 13 abril de 2002), los mismos que lo llevaron a cabo (la oligarquía venezolana, sus amos en Washington y sus perros falderos en Buenos Aires, Brasilia, Santiago de Chile y Lima, jaleados por la jauría mediática en Madrid y EE.UU.) ahora están gritando y aullando como hienas contra un supuesto “auto golpe de Estado” del presidente Maduro.

Venezuela: Revolución, reforma y contrarrevolución Escrito por: Deivi Peña

Reforma o Revolución

La revolución Bolivariana ha estado desde sus inicios, desde el proyecto bolivariano del MBR200 antes de la victoria electoral del 99, enmarcada en la disyuntiva entre reforma o revolución. El Chávez de aquella época pretendía que una serie de reformas legales bajo la democracia-burguesa podrían dejar encaminado un proceso de cambios que paulatinamente se iría “enderezado” por sí solo, a imagen y semejanza de las potencias industrializadas. Es decir, en sus inicios, el proyecto de gobierno con una visión limitada a reformas legales, no podía comprender que la política es, como explica Lenin, “economía concentrada”, y que las leyes dentro del marco de la sociedad capitalista tan sólo representan relaciones de poder. Es decir, las leyes por sí mismas no son sino un reflejo de las ideas de la clase dominante, y de las relaciones sociales que imperan en el momento. Por lo que para transformar la sociedad no basta con transformar las leyes, es necesario traspasar los márgenes de la propiedad burguesa sobre la que se asientan.

Como formar parte de la Corriente Marxista Lucha de Clases Escrito por: Corriente Marxista Lucha de Clases

ÚneteLucha de Clases, sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional, es una organización política que se quiere posicionar como la Corriente Marxista del PSUV y de la juventud en las universidades y centros de trabajos, de tal manera que se puedan alimentar de la teoría Marxista y a través de las bases, desde abajo, consolidar una dirección verdaderamente revolucionaria con miras a la construcción del Socialismo Científico en el país, es por esto que estamos conformados en su mayoría por militantes del PSUV y de la JPSUV, aunque no estamos limitados a la participación y colaboración de camaradas de otros partidos y/o organizaciones, mientras asuman el compromiso de formarse continuamente bajo las ideas del Marxismo.

Sobre las clases sociales

Uno de los temas más tergiversados por los ideólogos de la burguesía es la “dictadura del proletariado”. Ya que, siendo ellos “fieles defensores de la democracia”, se oponen ferozmente a cualquier tipo de dictadura. Sin embargo, como demuestra Marx, la democracia defendida por la burguesía – la democracia representativa que existe en la mayoría de los países –, no es más que una dictadura del capital, en la cual, en el mejor de los casos, se nos da el derecho de elegir cada cierto tiempo, qué representante de la clase burguesa nos dirige.

Sólo ser nos permite incidir en la realización políticas o leyes, siempre y cuando esta interferencia del pueblo, no plantee cambios que puedan afectar al sistema establecido. Esta dictadura es tal que una pequeñisima oligarquía posee el poder económico y por lo tanto el poder político, haciendo uso de este poder en defensa de sus intereses de clase.

En vista de la hipocresía contemplada en la democracia burguesa, la cual en realidad es una dictadura burguesa, Marx tomando como base el análisis científico de la sociedad a través del materialismo histórico, plantea la dictadura del proletariado. Una dictadura donde la mayoría asume el poder político y económico y lo usa en beneficio de los intereses de la inmensa mayoría del pueblo. Lo cual a la larga se traduce en la expresión más democrática de organización social que la humanidad pueda haber experimentado hasta la actualidad.

Ante esta dictadura democrática, tanto los liberales como anarquistas, defienden la falsa idea de que la dictadura del proletariado es una dictadura autoritaria y estatista en contra del resto de los sectores sociales desposeídos, según ellos, excluyendo a los artistas, amas de casa, personas en situación de calle, etc. o incluso estratos sociales “inventados” por los posmodernistas y reformistas como el “pobretariado”. Para responder a esta tergiversación es necesario primero explicar que son las clases sociales, para pasar a una división general de las principales clases que existen en el capitalismo.

Las clases sociales se denominan en relación al papel que juegan los sectores o grupos de la sociedad en torno a los medios de producción. Es la división que existe entre los que poseen la propiedad privada de los medios de producción, y de aquellos que no, y que por lo tanto se ven forzados a ceder (de forma voluntaria o no) su fuerza de trabajo a los primeros para poder subsistir. Es la relación que a través de toda la historia de la sociedad de clases humana ha existido entre explotados y explotadores, entre dominados y dominadores. En la Latinoamérica colonial podíamos identificar las dos principales clases sociales, el terrateniente esclavista y los esclavos. En nuestra época las principales divisiones que existen son los capitalistas y obreros (en la ciudad), y a latifundistas y obreros del campo y/o campesinos pobres (en el campo).

El proletariado como explica Engels:

“...se comprende a la clase de los trabajadores asalariados modernos, que, privados de medios de producción propios, se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para poder existir.” (Nota de F. Engels a la edición inglesa de 1888 del Manifiesto Comunista.)

Por lo tanto, la dictadura del proletariado, es la dictadura de los asalariados – ganen sueldo mínimo o más que el mínimo, trabajen en el sector de producción de bienes o de servicios, sean caleteros u oficinistas, sin tomar en cuenta la falsa división entre trabajo intelectual y trabajo físico, o en otras palabras, entre el obrero y el trabajador, como si cualquier trabajo intelectual no implicara también un trabajo físico y viceversa – en contra de sus patronos y explotadores, con la unión de los campesinos pobres en lucha contra de la oligarquía latifundista.

¿Existen otras clases sociales a parte de las ya mencionadas?. Sí, por un lado están los sectores más marginados, correspondientes a las personas sin empleo, que no reciben ingreso económico alguno y que se ven forzados a vivir en situación de calle, los cuales Marx denomina como Lumpenproletariado. Y por el otro lado los sectores medianamente acomodados, los cuales pudiéramos agrupar como las clases intermedias, quienes no se ven explotados directamente por los capitalistas ni latifundistas, pero si viven bajo la dominación política y económica de estos.

Acá podemos ubicar a 1) Aquellos que son dueños de un pequeño o mediano medio de producción y que gracias a esta propiedad no necesitan vender su fuerza de trabajo a otros, lo cual permite que su trabajo, y el producto de este, sean totalmente de su propiedad, por ejemplo los dueños de abastos, panaderías, restaurantes, etc. quienes sí trabajan en sus negocios, pudiendo contratar o no, a trabajadores asalariados. 2) Los campesinos dueños de tierras y que viven acomodados gracias a la producción de estas, explotandolas también con su propia fuerza de trabajo y/o a través de unos pocos campesinos asalariados u obreros del campo. 3) Los trabajadores que no reciben un salario fijo, y sus ingresos son producto de honorarios profesionales, y que son sus propios jefes al no trabajar para una empresa o firma, como es el caso de algunos médicos, abogados, contadores, etc.

Entonces, ¿la dictadura del proletariado es una dictadura en contra de estas clases intermedias? Por supuesto que no, la emancipación de la clase trabajadora, sólo es posible por medio de la destrucción del sistema de explotación capitalista, y al acabar con esta dominación, también se rompe el yugo que somete al pequeño y mediano productor.

Una economía planificada democráticamente por la clase trabajadora no sólo es capaz de resolver los problemas de desempleo, seguridad social, sanidad pública, etc. Sino que al desarrollar las fuerzas productivas en beneficio del pueblo y no de una minoría, se eleva con esto la calidad de vida de la población en general, democratizando también condiciones de vida que en la actualidad sólo son accesibles a un pequeña minoría de ricos en el mundo. Las tareas socialistas son posibles de realizar sólo por el proletariado, ya que es esta clase social, que no posee propiedad privada alguna, y por lo tanto no tiene privilegios que perder, la única capaz de llevar a cabo la tarea de democratizar las fuerzas productivas en beneficio de las mayorías.

***

Por supuesto no podemos interpretar las estructuras de las clases sociales de forma mecánica, ya que como ocurre muchas veces un capitalista puede ser también un latifundista; o un pequeño comerciante puede ser un pequeño o mediano terrateniente; o un campesino pobre y dueño de tierra puede ser a la vez un obrero del campo o un trabajador industrial. De igual forma un pequeño comerciante puede recibir ingresos inferiores a los de un trabajador asalariado, y esto no significa que este asalariado deja de ser proletario y pasa a ser clase media, o que el comerciante sea por esto parte del proletariado.


Únete a la Juventud Marxista

Si quieres que desarrollemos un tema particular en la próxima columna, envíanos un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

<<<Anterior

Siguiente>>>



Últimas Publicaciones